Diputados aprobó el presupuesto y la reforma tributaria

A media tarde de este viernes, la Cámara de Diputados -en votación dividida- dio media sanción al mensaje del Poder Ejecutivo que contempla el presupuesto general de gastos y recursos para el 2010, la reforma tributaria y el endeudamiento para el ejercicio siguiente.
Lo hizo tras trabajosos consensos internos alcanzados en las primeras horas de la tarde de ayer tanto en el seno del Frente Progresista como en todo el arco justicialista.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda escuchó ayer la opinión de empresarios de sanatorios, constructores, docentes, empresarios ligados a casinos y poco después de las 15 despachó el proyecto que fue ingresado en la corta sesión de ayer por la tarde para comenzar a ser discutido en el recinto en las últimas horas de la mañana de este viernes.

El dato político fue el acuerdo alcanzado entre sectores reutemanistas y obeidistas con el kirchnerismo por el cual se firmó un dictamen de minoría donde realiza 16 observaciones al proyecto firmado por el Frente Progresista. Si bien técnicamente no fueron redactados textos alternativos, la postura de todo el arco opositor es toda una señal a los senadores partidarios, que son mayoría en la cámara revisora.

Uno de los jefes de la bancada reutemanista, Darío Scataglini, aclaró que todo lo actuado por los diputados fue informado en forma permanente al senador Ricardo Spinozzi quien no sólo es jefe de la bancada sino presidente del Partido Justicialista.

En dicho dictamen, el PJ no acepta la imposición de Ingresos Brutos a la actividad industrial y productiva y sí aprueba otras 12 posiciones propuestas por el Ejecutivo. Además, admite aumentos en Inmobiliario urbano y rural exceptuado a las zonas en emergencia así como la sexta cuota de patente, exceptuando a transporte y propone la distribución por mitades del llamado fondo sojero entre la provincia y los municipios y comunas.

En cambio, marca restricciones al endeudamiento y la necesidad de enviar proyectos a la Legislatura para el caso de que lo necesite e insiste con incorporar la moratoria votada por el Senado.

Desde la mayoría

También el dictamen de mayoría firmado por el Frente Progresista establece diferencias con el mensaje del Poder Ejecutivo. Como ocurriera el año pasado, primó la postura del radicalismo de gravar con Ingresos Brutos a industrias que facturen más de cuatro millones de pesos anuales y a empresas de la construcción por encima del millón.

También el Frente Progresista como el justicialismo proponen distribuir el fondo sojero por mitades entre la provincia y los municipios y comunas.

En cuanto al endeudamiento, el Frente Progresista también incluyó un artículo para que el Poder Ejecutivo remita a las cámaras legislativas cada proyecto de ley específico siguiendo los requisitos prescriptos en el artículo 63 de la ley 12.510, ley de administración.

Tras la media sanción de esta tarde, el Senado dará ingreso al tema el jueves venidero, en tanto que todo parecía indicar que volverá a la Cámara de Diputados en segunda revisión.

Comentá la nota