Diputados aprobó con cambios la ley del Ministerio Público

Con importantes modificaciones de la oposición, acordaron la autonomía funcional del organismo.

El oficialismo logró el consenso para aprobar el proyecto que regula, en todos sus aspectos, el Ministerio Público, otorgándole autonomía funcional. Esta iniciativa, que forma parte del paquete de leyes solicitadas dentro del Pacto social por la seguridad, debe ahora pasar por el análisis y aprobación del Senado.

En base a este proyecto, que debió ser acordado durante semanas en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), se diferencia entre: Ministerio Público Fiscal y de la Defensa y Pupilar, igualando en jerarquía a la defensa y la acusación.

De todos modos, el Ministerio continuaría dentro del Poder Judicial, pero con autonomía respecto a las funciones. “Lo ideal sería crear un organismo extrapoder que actúe de manera autónoma, como es el ejemplo de la Nación. Pero como la Constitución Provincial nos lo prohíbe, llegamos a un término medio con la creación de esta ley orgánica”, explicó la diputada de la Concertación Plural, Gabriela Sánchez.

Si el Senado apoya esta sanción, la nueva ley agrupará las atribuciones y deberes del procurador general de la Corte, titular del Ministerio.

En este sentido, se sistematizan las disposiciones legales incluidas en la Constitución Provincial, la Ley de Tribunales y el Código Procesal Penal, lo que representa un avance institucional.

Partidas presupuestarias propias

Uno de los puntos más relevantes del proyecto es la creación de una cuenta especial dentro del presupuesto anual del Poder Judicial.

Por otra parte, se designa un secretario general de la defensa, que estará al frente de todos los defensores oficiales, con independencia funcional respecto del procurador, con lo que se jerarquiza dentro del Ministerio Público la rama de la Defensa y Pupilar.

Asimismo, se designarán dos fiscales generales adjuntos para que el procurador delegue en ellos la firma de los despachos de su competencia, y se institucionalizará el Cuerpo de Abogados Auxiliares de la Procuración, con características similares a la de los relatores de la Corte.

Estos fueron los puntos más conflictivos dentro del debate, ya que algunos legisladores marcaron las posibles complicaciones de nombrar nuevos fiscales suplentes o equiparar las figuras del procurador general de la Corte.

“El problema que encontramos es que el escrito inicial presentaba muchos visos de inconstitucionalidad, porque no respetaba la normativa judicial o de la Constitución local”, señaló desde el Consenso Federal, Luis Petri.

La iniciativa que busca establecer las atribuciones y designación de los miembros, y la consagración legal de principios de actuación de los funcionarios que lo integran, deberá lograr el acuerdo en la Cámara alta, que en Diputados se aprobó por unanimidad.

Comentá la nota