Diputados analizan la declaración de Sidecreer

El secretario de la Cámara de Diputados Gamal Taleb, informó que “la parcialidad o satisfacción” del informe escrito presentado por funcionarios de Sidecreer “es una decisión del plenario” de la Cámara.
El funcionario explicó que “en la próxima sesión” prevista para la semana que viene, la documentación “va a tomar estado parlamentario” y a partir de allí, será “el pleno del cuerpo” el que decidirá “como prosigue” la cuestión.

Cabe recordar que estaban citadas para el día de ayer, las autoridades de Sidecreer para informar a los diputados sobre la situación patrimonial de la empresa, condiciones contractuales con comercios y condiciones de contratación de la firma encargada de distribuir las tarjetas social que reemplazaron los bonos PAF y PRAF. Sobre este último punto por el que fue citada la empresa Sidecrrer, se explicó que la respuesta, es competencia del Ministerio de Acción Social.

La presencia de funcionarios de Sidecreer en la Cámara Baja de la provincia, que estaba prevista para el día de ayer, fue en respuesta a una invitación realizada por los diputados, para que las autoridades de la tarjeta informaran sobre su funcionamiento.

Sin embargo, el presidente de Sidecreer, Juan José Canosa, presentó ayer ante la Cámara, un informe escrito con la información que le fuera requerida y agregó que no podía asistir al recinto por encontrarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según expresó el secretario de la Cámara de Diputados “en la próxima sesión lo enviado por Sidecreer va a tomar estado parlamentario. La parcialidad o satisfacción será evaluada por el plenario”. La próxima sesión “será la semana que viene, pero no está decidido el día, aún”, añadió Taleb y comentó además que las copias del informe “ya fueron repartidas a cada uno de los diputados”. La información requerida tiene que ver con “la situación patrimonial de la empresa y el resultado financiero de los últimos años; las condiciones contractuales con los comercios” y en tercer lugar el tema de la tarjeta social..

En lo que respecta a este punto, el diputado Eduardo Jourdán señaló que la información “es exigua e insuficiente”, ya que “no se adjunta documental sobre el tema, ni copia de los pliegos licitatorios, ni publicaciones de las licitaciones en el boletín oficial”.

Irregularidades

Aunque el Gobierno quiere bajarle el tono al asunto -que salió a la luz pública hace una semana, a raíz de declaraciones del titular de Sidecreer, Juan José Canosa.

Lo cierto es que el nivel de irregularidades que se descubrió es alarmante: más del 36 % de las tarjetas que se distribuyeron entre Paraná y Concordia no fueron retiradas por sus destinatarios, y la sospecha más fuerte apunta a que es porque no reunirían las condiciones para ser beneficiarios de ninguno de los planes de ayuda, tanto el PRAF como el PAF. Se trata de 9.405 plásticos sobre un total de 26.068.

Además se registraron denuncias de tarjetas que fueron entregadas a los destinatarios pero que a la hora de utilizarlas no tenían saldo disponible.

Sin embargo se informó que los planes de ayuda social no sólo cambiaron de nombre, sino que también incrementaron el monto del beneficio que reciben las familias: en el caso del ex PRAF, enfocado en personas en situación de "riesgo nutricional", lo que en buen romance significa con un miembro en estado de desnutrición, pasó de 47 a 80 pesos; y el PAF, para grupos con pobreza extrema, de 30 a 50 pesos.

Comentá la nota