Diputados adhirieron al decreto para recibir los fondos sojeros

La Cámara de Diputados adhirió ayer al decreto que firmó el gobernador, Beder Herrera, para que la Provincia reciba recursos del Fondo Federal Solidario. Se afectó el 25% del total que administrará el Ejecutivo para obras de infraestructura en los departamentos. La sanción se dio con debate de por medio y con duras críticas del diputado, Jorge Machicote, al Gobierno nacional.
La ley que sancionó ayer la Cámara de Diputados, en una sesión extraordinaria que se convocó con ese fin y para declarar la emergencia sanitaria por el brote de dengue en provincias vecinas, habilita a la Provincia para que comience a recibir la coparticipación de las retenciones a las exportaciones de soja.

A través de la adhesión de la provincia al Fondo Federal Solidario, se calcula que La Rioja recibirá alrededor de 11 millones de pesos mensuales, que al año llegarían a los 132 millones anuales.

Los fondos ingresarán por goteo automático a cada una de las provincias, tal como lo prevé la ley de coparticipación, y a su vez éstas lo distribuirán en los municipios.

La ley provincial determina que el gobierno local deberá administrar el 70 por ciento de los fondos que reciba y distribuir entre los municipios el 30 por ciento restante. En todos los casos, los recursos solo pueden ser destinados a financiar obras de infraestructura.

De ese 70 por ciento, que le corresponde al Ejecutivo provincial, un 25 por ciento integrará un fondo de infraestructura departamental, que manejará el Ministerio de Infraestructura destinado a realizar obras en las comunas. Así lo establece el artículo cuarto de la ley, que fue la única modificación que se hizo al proyecto de ley enviado por el ejecutivo.

Del 30 por ciento que le corresponde a los municipios sólo trascendió que a Capital le corresponderían 38 millones de pesos anuales y a Chilecito 13 millones de pesos. No se pudieron conocer más detalles porque la ley se sancionó a libro cerrado.

DEBATE Y CRíTICAS

Antes de la sanción de la ley, el diputado chileciteño, Julio Pedroza, dio el puntapié para fundamentar el voto positivo a la adhesión al decreto presidencial. Pedroza elogió la decisión de coparticipar las retenciones a la soja y criticó a los legisladores nacionales que rechazaron la Resolución 125.

Pero su par Jorge Machicote, aunque luego votó a favor del proyecto, disintió y criticó la medida de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a la que calificó como un "capricho del matrimonio presidencial". Dijo que con este decreto no se está haciendo una cuestión federal y que el objetivo "es tener de rehenes a las provincias", debido a la urgencia de ganar las próximas elecciones.

Fiel a su estilo de polemizar, el diputado capitalino lanzó la primera piedra a la que luego se sumaron sus pares encendiendo el debate que hace tiempo no se deba en el recinto legislativo.

Machicote recordó que ayer se cumplía un año, en pleno conflicto entre la Nación con el campo, de que la Legislatura riojana solicitaba la coparticipación de todas las retenciones y otros impuestos como el que se aplica al cheque, y consideró que la provincia debe seguir reclamándolo.

Para Machicote el 30 por ciento que se enviará a las provincias es una "engaña pichanga" y consideró que deben oponerse a esa "miseria". También consideró que el modelo de los Kirchner está "agotado".

Siguió con los cuestionamientos y dijo que hace 10 años están las promesas de las viviendas que no terminaron de edificarse y que las necesidades básicas en la Provincia no están cubiertas. "Basta de vivir de rodillas en algún momentos tenemos que ponernos de pie" sostuvo Machicote.

Las respuestas no tardaron en llegar. El primero en responder fue el diputado Américo Barrios que hizo un reconocimiento al Gobierno nacional y dijo que como la Provincia no produce soja "bienvenido" sea esta coparticipación. Siguió José Luis González quien recordó que el senador Carlos Menem había pedido también la coparticipación de las retenciones el año pasado cuando se estaba debatiendo la Resolución 125.

Al debate lo cerró el presidente del bloque justicialista, Mario Guzmán Soria, quien se preguntó que "derecho tiene un habitante de la Capital Federal a recibir dos veces y medio más ingresos que uno de La Rioja ¿cuál es la diferencia? este un problema del federalismo".

Guzmán Soria también recordó que hace un año la Cámara fue pionera en solicitar que los impuestos tienen que ser coparticipados al menos en el porcentaje que establece la ley de coparticipación federal.

"Si mañana disminuye el precio de la soja y por otro lado aumenta el del oro entonces se va invertir los roles eso contribuye a la falta de conciencia federal", sostuvo el chepeño.

También el diputado Ricardo Farías hizo su aporte y dijo que se debe pensar "seriamente" a dónde se van a dirigir esos fondos. Para Farías se debe analizar las necesidades que tienen los coprovincianos y que no se puede estar mirando a otro lado y priorizando las ambiciones personales. Al debate se sumó Camila Herrera y pidió un coeficiente para los pueblos originarios.

Comentá la nota