El diputado Sastre cuestionó la industria del juicio en Servicoop

El diputado provincial Ricardo Sastre se refirió a la situación por la que atraviesa la cooperativa eléctrica Servicoop, una vez más acosada por las deudas con Camessa y los juicios adversos, que le significa una importante erogación de dinero, que pone en jaque nuevamente a la institución.
Servicoop se ha destacado en estos últimos tiempos por verse envuelta en apuros financieros y económicos. Esto llama la atención desde distintos puntos de vista. En primer lugar hay que destacar que es una de las empresas que más factura en la ciudad y que, como consecuencia, es una de las cajas que cuenta con un ingreso de sumas importantísimas mensualmente.

Así todo siempre se ha visto comprometida en sus cuentas. Hace algunos años se concursó y sus cuentas al amparo de la ley fueron legalmente saneadas por lo que debería en estos momentos estar atravesando un periodo de normalidad y desahogo.

En segundo lugar vemos sin embargo que periódicamente se ve acosada por juicios laborales millonarios. Estos juicios con los que de la noche a la mañana nos desayunamos no se generan de modo espontáneo. Si hay un juicio hay una razón, y si ese juicio se pierde hay algo que se ha hecho mal, o no se cumple con el convenio de trabajo, o no se cumple con las leyes laborales, pero los juicios de la nada no surgen y menos por las sumas que se terminan pagando. Si tenemos en cuenta los montos de los juicios, los despidos caprichosos, que también los hay, y sus correspondientes y abultadas indemnizaciones que Servicoop ha debido afrontar y los importes que ha debido abonar, estos superan varias veces las deudas que hoy ponen en jaque a la cooperativa.

Si hacemos un análisis de lo sucedido a lo largo de estos últimos años veremos que son varios los consejos de administración que se ha sucedido y estos problemas han sido casi una constante. Entonces qué es lo que pasa? Las bondades del sistema cooperativo creo no pueden ponerse en duda, pero sí hay algo que falla. Entonces creo que encontrar donde está esta falla sería el nudo de la cuestión a encontrar y desatar.

Para esto es fundamental tener en cuenta que, Servicoop en su estatuto tiene previsto mecanismos de control como lo son la sindicatura con responsabilidad objetiva ante la ley por su función y la auditoria externa.

Estas dos figuras son las responsables por el cumplimiento por parte de las autoridades de Servicoop de todas las disposiciones legales. También se cuenta con un representante municipal en el Consejo de Administración cuya función es mantener al ejecutivo municipal informado. El ejercicio responsable de estas figuras estatutarias para mantener el control del funcionamiento cooperativo.

En relación al aspecto laboral, creo que el convenio colectivo de trabajo que ampara a los trabajadores de la cooperativa tiene innumerables beneficios y quizás por las épocas de crisis que atravesamos pueda sonar suntuoso para el resto de los trabajadores y también creo que el servicio podría ser mejorado. Pero de lo que sí creo y estoy convencido es que ante todo debería sanearse el aspecto económico de Servicoop, que para la solución de cualquier problema como los mencionados es medular. No tengo dudas de que si las autoridades, cada una a su turno, hubieran manejado la administración de la cooperativa con la responsabilidad requerida, cada uno en su función, hoy no estaríamos hablando de esto y si los órganos de control hubieran cumplido con su rol los problemas hoy serían mucho menos gravosos para Servicoop, y en definitiva para todos los habitantes de Madryn, ya que todos somos sus accionistas y las autoridades son sólo quienes deben representarnos.

Comentá la nota