El diputado Sánchez tomó las oficinas del intendente Brignole.

La interna política entre el intendente de El Colorado, Mario Brignole, y el diputado Alberto Sánchez, alcanzó ayer su pico de mayor tensión, cuando el legislador terminó tomando las oficinas del jefe comunal. Según testigos, todo comenzó debido a que Brignole habría dictado el despido de varios agentes comunales afines al legislador coloradense.
El diputado, al tomar conocimiento de la medida de su antiguo "amigo", se dirigió raudamente hacia la comuna y, según algunas versiones, además de una discusión de fuerte tono habría intercambiado empujones y golpes con el intendente, quien optó por retirarse del lugar.

Pero el legislador optó por quedarse en el sitio, junto a los despedidos, que serian unos 7 en su mayoría mujeres. Sánchez, un robusto legislador, y que padecería de diabetes, habría sufrido una descompensación producto de la tensión vivida.

Y fue visitado por el director del Hospital, quien lo invitó a trasladarlo al nosocomio, pero el diputado se opuso.

Por el contrario, se declaró en huelga de hambre y al cierre de esta edición seguía acantonado en la oficina de la Secretaría, ubicada al lado del despacho del intendente, acompañado por su esposa, la concejal Matilde Esquivel.

En medio de la interna del PJ, el concejal radical Ricardo Carbajal repudió que "el abuso de poder llegue hasta este punto" y denunció que el fondo de la disputa "es el manejo de dinero".

Comentá la nota