El diputado Rubén Rivarola se refiere a las gestiones del gobernador Sin dinero para afrontar pedido de los estatales

El jefe del bloque del PJ sostuvo que "el cronograma de pagos de julio se extenderá hasta mediados de agosto".

El jefe del bloque de diputados del PJ, Rubén Armando Rivarola, reconoció ayer que los viajes que viene realizando a Buenos Aires el gobernador Walter Barrionuevo son para gestionar los fondos necesarios para poder pagar los sueldos de la administración pública provincial y negó que los mismos tengan que ver con diligencias específicas para atender los reclamos salariales efectuados por la dirigencia estatal.

"La provincia está pasando un momento crítico y no hay lugar para hablar de aumentos de sueldo", se sinceró el legislador, uno de los interlocutores del Gobierno ante los gremios en las últimas negociaciones salariales.

"La provincia no tiene ningún margen para pagar una nueva readecuación salarial como lo solicitan los dirigentes gremiales", subrayó, al tiempo de anticipar que a la provincia se le hará muy duro pagar en tiempo los sueldos correspondientes al mes de julio. En ese sentido, Rivarola no dudó en indicar que es casi seguro que el cronograma de pagos se extenderá hasta mediados de agosto.

Lo anunciado por el legislador traerá cola, sobre todo porque los gremios que integran el Frente Estatal y la Multisectorial albergaban una mínima esperanza de que las gestiones del mandatario jujeño en Capital Federal surtieran un efecto positivo. Las declaraciones de Rivarola fueron toda una definición, máxime porque se trata de un hombre de peso dentro del justicialismo y con una estrecha relación con la Casa de Gobierno. Ahora los interrogantes apuntan a lo que podría suceder la próxima semana, cuando se reactive la demanda de los gremios.

Sobre el salario mínimo vital y móvil de $ 1.500 fijado por el Consejo del Salario en las últimas horas, sugirió que ese monto no debe llevar a la confusión a los trabajadores estatales ni a sus representantes. "Aquí hay una mala interpretación porque muchos empiezan a hablar del básico y eso es hoy imposible de cumplir por parte de la provincia", remarcó.

Recordó que la provincia hizo en los últimos años un gran esfuerzo por mejorar los salarios de los trabajadores y para ejemplificar esa situación sostuvo que el sueldo de los maestros de Jujuy ronda el monto establecido como salario mínimo a nivel nacional.

"Hay una equivocación en la Provincia cuando se habla del tema sueldos y del básico. Si hablamos de un básico de 1.500 pesos de un docente, estamos hablando de un salario de bolsillo para un profesor de entre 7 y 9 mil pesos", sentenció.

Más adelante descartó la implementación de cuasimonedas. "Eso es imposible y personalmente no estoy de acuerdo con la emisión de bonos porque sería una vergüenza volver a situaciones vividas años anteriores. Cuando se establece la circulación de una moneda provincial los únicos beneficiados son tres o cuatro vivos que cambian ese dinero por la moneda corriente al 10 o al 20 por ciento de su valor", agregó.

En tal sentido, dijo que la implementación de cuasimonedas sería como reducirle el sueldo a los trabajadores y aclaró que en ningún momento el gobernador de la Provincia habló sobre esa posibilidad. Asimismo, dejó entrever que no está en el ánimo de ninguno de los funcionarios ni de los legisladores del oficialismo poner en circulación los bonos.

Mucho esfuerzo

"El aumento que solicitan los estatales ya está pagado con los 200 pesos que dio la provincia, pero sucede que ellos no lo quieren tomar con un adelanto del 15.5 % anunciado por el Gobierno nacional. Hoy no hay plata, para qué vamos a mentir. El dinero que hay es sólo para pagar, y con mucho esfuerzo, el sueldo de julio. Es más estoy en condiciones de decir que muchas obras públicas se van a parar para poder hacer frente a las obligaciones salariales de la administración pública".

Comentá la nota