El diputado radical Giubergia pidió informes al Ejecutivo sobre las organizaciones sociales

El diputado nacional, Miguel Ángel Giubergia, presentó un proyecto de Resolución donde solicita al Poder Ejecutivo nacional informe todo lo concerniente a las Asociaciones Civiles, "Fundaciones, Federaciones, Organizaciones, Cooperativas o cualquier otro tipo de persona jurídica relacionada a la acción comunitaria y social y en particular respecto de la Organización Barrial Tupac Amarú".
"Dicha solicitud pide información detallada respecto, entre otra referencia, a si se encuentran inscriptas en el Registro Público de Personas Jurídicas, nómina de autoridades según cada figura jurídica y cantidad de miembros, presentación en los registros pertinentes, la totalidad de la documentación que se les exigen anualmente, la situación de dichas personas jurídicas ante la AFIP y si las mismas han realizado las presentaciones y pago de IVA, ganancias, y aportes previsionales, según corresponda en cada caso", explicó.

Además solicitó detalle de los aportes recibidos por la institución "desde la constitución de cada una y si se ha presentado la respectiva rendición de cuentas, provenientes de los ministerios de Trabajo, Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Desarrollo Social, del Interior, de Salud y de Educación". También requirió que "se le informe si recibió aportes desde de la Secretaria de Programación de la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico".

Por otra parte, en este proyecto Giubergia reclamó que "se le suministre la información, a través del Registro Nacional de Armas, de la Delegación RENAR de San Salvador de Jujuy, si alguno de los miembros de Asociaciones Civiles, Fundaciones, Federaciones, Organizaciones, Cooperativas o cualquier otro tipo de persona jurídica relacionada a la acción comunitaria y social que desarrolle actividades en la provincia de Jujuy posee autorización para portar armas de fuego".

El legislador jujeño fundamentó su solicitud resaltando que "cuando las organizaciones sociales construidas con vistas a la concreción de un fin que le proporcionan sentido pasan a tener demasiado poder sobre sus integrantes y sobre el resto de la sociedad convirtiéndolos en rehenes de su accionar, están en serios problemas, porque la proyectada inclusión de los pobres y carenciados se transforma en exclusión cuando no se cumple con los mandatos de la organización".

"Las organizaciones sociales tienen que ser constructoras de derechos ciudadanos, lo que no se logra a través de la violencia ni de la falta de dialogo, situaciones estas que se vienen desarrollando en nuestra provincia de Jujuy y también en otras provincias argentinas" explicó Giubergia.

Comentá la nota