El diputado nacional Mario Fiad consideró que no es necesario el uso de reservas para que el país cumpla sus compromisos

El flamante diputado nacional por Jujuy, Mario Fiad, integrante del radicalismo, consideró que las partidas incluidas en el presupuesto nacional 2010 podrían servir para responder a los compromisos asumidos de deuda internacional que posee el país, sin la necesidad de hacer uso de reservas del Banco Central de la República Argentina. Se sumó así a los cuestionamientos que por la forma de proceder del gobierno nacional al indicar que la creación del Fondo del Bicentenario no tenía "ni necesidad ni urgencia".
Por ello bregó para que la presidenta Cristina Fernández convoque a sesiones extraordinarias, sosteniendo inclusive que no hay una uniformidad de criterios en la oposición, dejando entrever que no necesariamente tendría que ser rechazada la iniciativa oficial.

El diputado expresó que "hay que hacer un análisis de lo que ha venido sucediendo en el país; el gobierno, con su presidenta al frente, elaboró leyes funcionales cuando el congreso le era en composición favorable. Ahora que ha cambiado, lógicamente las cosas no van a ser como antes, impositivas, si no que se van a tener que consensuar. La creación del Fondo del Bicentenario no tenía ni necesidad ni urgencia. La remoción de Redrado es una consecuencia de esto".

Por otro, opinó que no sería necesario la creación de un fondo que de uso a las reservas argentinas para responder internacionalmente. "Sabemos que estaban inmersas en el presupuesto muchas de las partidas que con carácter financiero se podían llegar utilizar para pagar en el 2010. Estas partidas extras, con la capacidad que tiene el gobierno por la ley de emergencia podían haber servido, por su libre disponibilidad dentro del marco de la mencionada ley, para hacer frente a otros usos. Lo que pasa es que este gobierno se maneja con caja y sin ella no gobierna. En realidad la necesidad es para ellos, no para el país".

Por esta razón, Fiad sostuvo que los decretos no tendrían quien haber existido. Además bregó para que se le de una salida política al problema institucional. "Ya se ha ido judicializando cada paso, por lo cual creo que se oxigenaría el tema haciendo un llamado a extraordinarias para que se puedan resolver en el recinto estas cuestiones. Estamos expectantes por eso".

En este sentido intentó demostrar que no necesariamente el congreso rechazaría la forma de proceder del gobierno. "No hay una opinión unificada en la oposición, por lo cual se tendría que allanar el gobierno y llamar a una sesión".

El radical también se refirió a la postura socialista en el congreso, que cuestiona la legitimidad de la deuda y plantea su revisión. "Ellos plantean una estudio de la deuda, que se tendría que haber hecho, de manera exhaustiva, para ver como se compone ese tema. No estaría mal, aportaría certeza de que es lo que se tiene que pagar y que no".

"Hay cosas pagadas y un saldo que tendría que reverse. No obstante hay urgencias y compromisos asumidos por el país. Debe valorarse ambas cosas" dijo Fiad.

En definitiva, dijo que la cuestión de fondo tampoco tendría asidero, ya que el mismo presupuesto nacional, según el legislador, podría responder a la deuda. "No se va a haber afectado el país en el pago de los compromisos que asumió porque recién los vencimientos se hacen efectivos en agosto de 2010, hasta tanto hay mucho camino por recorrer".

Comentá la nota