Diputado nacional Juan Carlos Gioja “La tablita de Machinea debió ser eliminada hace rato”

El legislador celebró la decisión de la Presidenta de la Nación de enviar al Congreso un proyecto de ley para eliminar la tablita de Machinea, a la que consideró “regresiva, injusta y arbitraria y que provoca distorsiones en el salario”. Desde julio hay un proyecto suyo que apunta al mismo objetivo.
Gioja que es contador público nacional, comparte la idea presidencial sobre la famosa tablita “pero no de ahora”, lo que quedó demostrado en julio pasado cuando presentó un proyecto de ley en el Congreso, que establecía la eliminación de la normativa vigente desde el gobierno de la Alianza, a partir de una modificación en la Ley del Impuesto a las Ganancias.

Ayer el diputado Gioja sostuvo que “esta modificación tiene sustancialmente dos efectos importantes que son que desde el Estado vuelva a impartirse una justicia distributiva, como es su obligación y consecuentemente con esto es una medida que alentará el aumento del consumo de parte de esos sectores que van a ver aumentados sus ingresos”.

Para Gioja, “a esto lo vamos a tratar en la Comisión de Hacienda y Presupuesto el martes y como estamos seguros de que vamos a sacar dictamen favorable, vamos a pedir una sesión especial, como corresponde reglamentariamente, para el mismo miércoles, de manera de tenerla en vigencia a partir del primero de enero, una vez promulgada y publicada”.

La famosa “tablita de Machinea”, sancionada a finales de 1999 por el impulso del primer ministro de Economía de la Alianza que trataba de solucionar los serios problemas de déficit del Estado, es considerada ahora un elemento de fuerte distorsión fiscal y además de eso, contraria a la idea del aumento de la redistribución imperante en la línea de política económica del gobierno de Cristina Fernández.

Es que desde que se elevaron los topes salariales a partir de los cuales se paga el Impuesto a las Ganancias, la tablita que no sufrió modificaciones, se transformó en un distorsionador de la realidad, especialmente para quienes conseguían aumentos salariales y que veían frustrados sus deseos, porque cobraban menos dinero en función de la aplicación de la famosa tablita.

Esto es así porque la tablita ideada por José Luis Machinea para calcular el Impuesto a las Ganancias para el personal en relación de dependencia, es decir para los que integran la cuarta categoría del impuesto, desafía la lógica que indica que quien más gana debería tener un ingreso mayor que otra persona con menor salario. En virtud de la aplicación de esta tablita, la cosa no es así.

Las distorsiones que provoca esa tabla hacen que, pasado cierto límite de ingreso anual, un trabajador que recibe un aumento corre el riesgo de ganar menos que antes. Esto ocurre porque a medida que se sube en la escala, se reduce drásticamente el porcentaje de deducciones que se pueden aplicar.

Por otro lado, de la mano de la aceleración de la inflación que se viene registrando desde inicios de 2007, los salarios no sólo pierden poder de compra sino que al recibir aumentos nominales, vuelven a quedar comprendidos por los alcances de Ganancias. Y si a esto se le agrega el efecto de la famosa tablita, la situación empeora.

Según un simple cálculo puede verse que quien gana 8.500 pesos va a cobrar menos sueldo que el que gana 8.000 pesos por la aplicación de la tablita tal como está actualmente, por lo que en realidad le convendría decirle a su empleador que le baje el sueldo a 8.000 para ganar más dinero. Algo totalmente fuera de la realidad.

Frente a tal situación desde el año pasado se viene planteando desde diversos sectores, incluido el propio Gobierno, alguna solución al problema, para lo que hay que calcular muy bien cuál será su costo fiscal, pero en general hay consenso sobre su total eliminación.

En ese marco el diputado nacional Juan Carlos Gioja presentó en julio pasado un proyecto que impulsaba la eliminación de la famosa tablita, que hasta ahora no había tenido aprobación parlamentaria, pero que vuelve a cobrar vigencia tras el anuncio de la Presidenta. Aunque lo más probable es que el martes se trate en la Comisión de Hacienda y Presupuesto el proyecto del Ejecutivo y que éste se apruebe el miércoles. Recordar aquel proyecto de Gioja demuestra el alineamiento ideológico del referente político sanjuanino con el gobierno justicialista nacional.

La propuesta del legislador kirchnerista, que data del 2 de julio pasado, tiene la ventaja de representar un menor costo fiscal en la eliminación de la molesta tablita, ya que se basa en realizar una modificación del artículo 23 de la ley 25.239, con texto ordenado en el año 1997, sustituido por el artículo 3 de la 26.827 que dispuso las deducciones del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

La modificación propuesta por el diputado Juan Carlos Gioja propone un aumento de los montos a deducir partiendo de un ajuste con un índice promedio del 16 por ciento, llevando el concepto de ganancias no imponible a 8.700 pesos, que actualmente es de 7.500 pesos.

En los considerandos del proyecto, Gioja sostiene que “es necesario adecuar los valores de las deducciones vigentes para la cuarta categoría de los trabajadores, continuando en la misma línea de las anteriores adecuaciones producidas en los años 2004 a 2007, acorde a las variaciones oficiales de los indicadores de precios implícitos aplicables”.

El proyecto se inscribe en la actual línea gubernamental en pro de la distribución del ingreso para suplir el mecanismo adoptado en el año 2000 cuando se produjo la baja general de salarios del 13 por ciento, conocida como la famosa “tablita de Machinea”.

Gioja explica en sus argumentos que “de esta manera se deja de lado una herramienta utilizada cuando se aplicaban políticas salariales inversas a las redistributivas adoptadas en la actualidad”.

La iniciativa del diputado Juan Carlos Gioja propone deducir 8.700 pesos, siempre que los trabajadores afectados sean residentes en el país, en concepto de cargas de familia, cuando estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores, cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto.

A esta suma se agregan 9.280 pesos anuales por el cónyuge, 4.640 pesos anuales por cada hijo menor de 24 años o incapacitados y 3.480 pesos anuales por cada dependiente en líneas recta menor de 24 años o incapacitado para trabajar, entre otros puntos.

El proyecto de Gioja que tiene estado parlamentario en la Cámara de Diputados de la Nación surge como la primera alternativa a analizarse a la luz del nuevo proyecto oficial, ya que por su adecuación de la normativa impositiva a la realidad y porque representa un reemplazo de la distorsionadora tabla, con costos fiscales manejables, podría recibir el apoyo de las autoridades del Ministerio de Economía de la Nación, así como de la CGT que viene pidiendo la directa eliminación de la “tablita de Machinea”.

Comentá la nota