El diputado López repudió la represión policial a los arándaneros

El legislador radical dijo que era una “protesta social legítima” y que terminó con “la detención de al menos un menor”.

Un proyecto de resolución presentado en la Cámara de Diputados repudió la “agresión” ejercida por parte de la Policía de Entre Ríos sobre los trabajadores del arándano de Concordia, circunstancia que se dio en el marco de una “protesta social legítima y que incluyó la detención de al menos un menor”, indicó el autor de la iniciativa.

Los hechos sucedieron el lunes, durante la protesta de los trabajadores del sector, en reclamo del pago de subsidios. Nueve cosechadores fueron detenidos y dos policías resultaron heridos –entre ellos el Jefe Departamental, Sixto Passutti– luego de una refriega en horas de la tarde, cuando los arandaneros pretendían llegar a la ruta 14 para cortarla y los efectivos los frenaron a la altura de Villa Adela. Allí volaron piedras y la policía respondió con postas de goma.

El proyecto de resolución es del radical concordiense Marcelo López, quien expresó su solidaridad con sectores sociales que legítimamente reclamaban por condiciones de vida dignas cuando fueron reprimidos por la fuerza policial.

“La Cámara de Diputados de la Provincia de Entre Ríos debe repudiar la decisión de dar intervención a la Policía para desarticular protestas fundadas de trabajadores que reclaman mejores condiciones laborales y de vida”, sentenció López, quien entendió además que “es inadmisible que en plena vigencia del Estado de Derecho sucedan estos actos repudiables”.

Los trabajadores del arándano, pertenecientes a uno de los sectores sociales más castigados por la situación socio-económica, habiendo sido engañados recurrentemente con promesas para una solución a sus reclamos, se dirigían a manifestar su desagrado con lo actuado por las autoridades, cuando fueron reprimidos por la policía, relató.

“El camino elegido por las autoridades nos lleva inexorablemente a más violencia y a mayor marginación para los más desposeídos. Lo que necesitamos los entrerrianos en estos tiempos es un Estado que dialogue con los actores sociales y busque soluciones que garanticen la equidad en la distribución de la riqueza, y no un Estado que asume en los hechos la criminalización de la protesta social, aunque en el discurso se sostenga lo contrario”, concluyó.

Comentá la nota