El diputado Depetri acusa a la oposición de “fogonear” el conflicto del campo.

De recorrida por la provincia del Chaco, el diputado nacional por el Frente para la Victoria Edgardo Depetri analizó el escenario político actual del país y dio por asegurado que el Senado dará sanción definitiva al adelanto de las elecciones para el 28 de junio. Advirtió además que el principal rival del oficialismo es la “asociación de derecha entre Macri, Duhalde y los restos del menemismo” y acusó a la oposición de “subirse” al reclamo de “las patronales del campo” con fines electorales.
En diálogo con NORTE, el legislador se mostró confiado en que “vamos a votar el 28 de junio”, y remarcó que el objetivo en estos días es lograr que “se unifiquen los calendarios electorales de todas las provincias, priorizando que el cronograma no obligue a una maratónica campaña hasta octubre”.

Según Depetri, cuyo bloque esta semana logró imponer el proyecto del Ejecutivo en la Cámara de Diputados, en el Senado tampoco habrá dificultades. “Tenemos mayoría, 39 ó 40 votos, lo suficiente para transformar el proyecto en ley”. Explicó que “el consenso dentro de las Cámaras es claro, reconociendo el sentido común de la medida presidencial en un momento en que se nos cae el mundo a pedazos y tenemos que concentrarnos en defender el empleo, en seguir con políticas activas en salud y en la producción, porque estamos en un período en que se necesita una fuerte intervención estatal y tenemos que poner todas nuestras energías en los problemas de la gente y no gastarlas en discusiones de candidaturas hasta fin de año”.

Para el diputado krichnerista, la presidenta no tardó en reconocer los efectos de la crisis internacional. “Nosotros ubicamos la crisis donde está, en Estados Unidos, en Europa. Se cae el centro del capitalismo. Nosotros nunca negamos que esa crisis podría afectarnos. Lo que hemos dicho es que estamos mejor preparados para afrontarla a diferencia de crisis anteriores que terminaron golpeando a la Argentina y que hacían que la población cayera en la pobreza, que disminuyera el empleo y los salarios”, remarcó. Recordó además que “para la crisis generada con la salida de la convertibilidad, el gobierno de la Alianza buscó como solución la represión y el ajuste.

Asimismo el dirigente consideró que los comicios servirán para plebiscitar el modelo, aunque remarcó que “estamos conscientes que el verdadero plebiscito de la gestión de Cristina Kirchner será en las presidenciales de 2011”.

Clima destituyente y rival a vencer

Haciéndose eco de dirigentes oficialistas como Emilio Pérsico, que manifestó que si el oficialismo pierde en junio debería dejar el poder, Depetri indicó que “el clima destituyente es una realidad en Argentina”. En este sentido apuntó a “algunos sectores, sobre todo económicos muy poderosos. Acá creen que es posible que Cristina Kirchner abandone el gobierno como De la Rúa, e instalaron esta estrategia a través del conflicto con las patronales rurales, con la rebelión en las rutas y las constantes descalificaciones a las instituciones democráticas” aseguró, considerando que “esa confrontación ni siquiera fue producto del conflicto del campo, sino que en ella se subieron sectores antidemocráticos que reivindican la dictadura militar y el genocidio y que están en contra de las políticas de Derechos Humanos y económicas que representa el gobierno”.

Sin embargo, ante la consulta por los motivos para que una organización como Libres del Sur se aleje del oficialismo, Depetri la consideró una decisión equivocada.

La protesta agropecuaria

Fiel a su estilo confrontativo, Depetri lo circunscribió a una ofensiva del “núcleo sojero exportador de materias primas, vinculado a la Pampa Húmeda y que tiene 12 millones de toneladas soja almacenada en silos bolsas”. Dice el legislador que la mesa de enlace presiona para que se bajen las retenciones “para volver a transferir la riqueza de esa soja a 2.000 familias que son las propietarias. Es una disputa económica y vuelven a instalar la idea de que el Estado debe resignar la parte que le corresponde y cedérsela a los grandes grupos concentradores que les compraron la producción a los pequeños productores. Son grandes pooles que solamente defienden su rentabilidad y nada más”.

Aseguró también que con la caída de la resolución 125 “quedó demostrado que el gobierno tenía razón”. En esta línea cuestionó a la mesa de enlace por defender “el mercadoà pero el mercado de Chicago. Ni siquiera el de Resistencia, Charata, Sáenz Peña o Pergamino. El de Chicago. Ese mercado que venía fugando capitales e invertía en tierras en Argentina y hacia subir artificialmente el precio de la soja. Fue por eso que Cristina quiso intervenir y entonces se la cuestionó y protestaron porque querían que el mercado sea el único que intervenga. Pero hoy el mercado estalló, y está claro que el Estado tiene que intervenir activamente”.

Depetri acusó a la oposición de “subirse” al reclamo agropecuario con fines electorales. “La oposición hace campaña con el campo. Ellos necesitan que el campo pare. Ellos fogonean los cortes de ruta, creen que ese es el camino. La oposición tiene una mirada oportunista y electoralista y desde el Congreso lanzaron la campaña política con el sueño de conseguir unir a un partido del campo”.

Nueva ley radiodifusión antes de las elecciones

Según Depetri, el proyecto de la Nueva Ley de Radiodifusión presentado por Cristina Kirchner se encuadra dentro del grupo de medidas más importantes que tomó, por lo que vaticinó “un debate duro” en el recinto.

“Hay intereses que se afectan muy fuerte. Pero los medios están reglamentados con una ley de la dictadura militar y la democracia tiene que también llegar a los medios de comunicación”, argumentó.

Comentá la nota