Un diputado critica la táctica, pero la justifica

Gerónimo Vargas Aignasse tiene una posición dual sobre las candidaturas testimoniales. Por un lado, justificó que la reforma política que impulsa el oficialismo no prevea la prohibición de estas. Por el otro, las fustigó. "No puede vedarse la posibilidad de que una persona se postule por la suposición de que sea un candidato testimonial. Pero nadie puede compartirlas", sostuvo.
Empero, hizo una salvedad con el caso del ministro del Interior, Osvaldo Jaldo. "Está cumpliendo un rol muy importante en un área estratégica, con enormes responsabilidades: el manejo de recursos públicos, la coordinación de 18 municipios y de 93 comunas y la administración del Pacto Social", señaló. Y reivindicó la decisión del gobernador, José Alperovich, de mantener a Jaldo como ministro: "esta decisión tiene un costo inevitable pero (la tarea de Jaldo) no la puede hacer cualquiera".

Comentá la nota