El ex diputado Cresto provocó incidentes y fue abucheado en Concordia

La película alude a un secuestro y torturas antes del golpe militar de 1976 y compromete a la figura del entonces gobernador Enrique Tomás Cresto. Su nieto dijo que hará una demanda.
La proyección del documental Cadeneros, que alude a un secuestro y torturas antes del golpe militar de 1976 y que compromete a la figura del entonces gobernador entrerriano Enrique Tomás Cresto, provocó polémica anoche en Concordia. El nieto de Cresto, el ex diputado provincial que posee el mismo nombre que su abuelo, protagonizó incidentes junto con su primo hermano Amadeo y la concejala Graciela Nené Salazar, hermana de un militante desaparecido durante la dictadura, quienes se retiraron del lugar.

El documental narra una serie de hechos que dan cuenta de la existencia del grupo denominado Cadeneros, que respondía al ex gobernador Cresto, y que a su vez integraba el Comando Paraná, versión entrerriana de la Triple A, organización de extrema derecha peronista previa al golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Fue proyectado por primera vez este miércoles 25 por la noche, en el Profesorado Superior de Ciencias Sociales.

En la película hay alusiones a hechos que comprometen al entonces gobernador Cresto, a partir de la narración de Mónica Pérez, quien da cuenta del secuestro y torturas contra su esposo Marcelo Fischer, militante gremial opuesto al mandatario provincial de la época. Esto despertó la ira de los "crestistas" que asistieron al encuentro, informó Diario Río Uruguay.

En uno de los pasajes, cuando alude a los "cadeneros de Cresto" y a la militancia de Fischer en el Centro de Empleados de Comercio, se escucharon algunas piedras que cayeron sobre una de las salidas laterales, lo cual generó temor de vidrios rotos y lastimados; cosa que finalmente no ocurrió.

Al finalizar la proyección del documental, el ex diputado provincial Enrique Cresto, junto a su primo hermano, Amadeo Cresto, se dirigieron a solicitar la palabra para manifestar su desacuerdo con lo planteado. Enrique manifestó que por ser abogado demandará a la señora de Fischer por lo vertido en el film. En ese momento comenaaron los abucheos, silbidos y algunos de los presentes gritaban: "Que se vayan, que se vayan". Dentro del público presente se encontraban estudiantes, docentes, sindicalistas y referentes de partidos políticos no oficialistas.

En un momento de exaltación, surgió el temor de que Amadeo Cresto fuera a agredir a la esposa de Fischer, ante el fuerte tono de las palabras, llegando a los gritos y ademanes de gran ofuscación.

En tanto, la concejala Nené Salazar hizo una intervención también profiriendo gritos con el micrófono en la mano e imputando a la señora Fischer. En ese momento se manifestó mediante aplausos un pequeño grupo de partidarios de Cresto. Esto causó indignación en la mayoría de los asistentes, quienes comenzaron nuevamente con los abucheos.

Al finalizar esa situación los responsables del film, Sebastián Pitavino, Juan Menoni y Mario Martínez les obsequiaron una película a la familia Cresto y abruptamente se retiraron del lugar.

Comentá la nota