La diputada Viviana Saravia dejó su bloque y se pasó al Justicialismo

La diputada provincial Viviana Saravia dejó el bloque del Partido de la Victoria (PV) a través del cual obtuvo su banca, y pasó a integrar el bloque del Partido Justicialista (PJ). Además, anticipó que no renunciará a la vicepresidencia segunda de la Cámara de Diputados, por lo que el justicialismo concentrará dos de los tres cargos jerárquicos del cuerpo.
En diálogo con Nuevo Diario, Saravia relató que la semana pasada volvió al PJ, y justificó su decisión en que "el gobernador (Juan Manuel Urtubey) dio claras señales de estar adentro del justicialismo y la mejor forma de acompañarlo es estar reincorporarme al partido".

"Siempre pertenecí al justicialismo, pero por razones que en su momento eran válidas me tuvo que ir al Partido de la Victoria", explicó, y se manifestó en contra de la conducción actual del PV.

Si bien aseguró que el pasaje de bloque y de partido no estuvo motivado por las elecciones, la legisladora reconoció que será candidata a diputada provincial por la lista del actual presidente de la Cámara de Diputados, el justicialista Manuel Santiago Godoy, que buscará renovar su banca. "Voy en tercer término, así que no tengo muchas chances", argumentó.

"Borocotización"

La decisión de la diputada reaviva la discusión sobre si las bancas pertenecen a las personas o a los partidos, una polémica largamente debatida cuando el legislador elegido por el partido Propuesta Republicana (PRO), Lorenzo Borocotó, se pasó al bloque kirchnerista, en lo que se denominó luego la "borocotización" de la política.

Saravia había ingresado a la cámara luego de que el actual ministro de Gobierno provincial, Antonio Marocco, se tomara licencia por la banca que había obtenido en 2005 por el Partido de la Victoria.

A su vez, según reconoció, no consultó a los miembros de su partido sobre la decisión que iba a tomar.

Consultada si consideraba correcto haber sido elegida por un partido y luego traspasarse al bloque de otro, Saravia se limitó a asegurar que "no es la primera vez" que esto sucede. Además, dijo que siempre se sintió justicialista y que esta era la oportunidad adecuada para regresar a su partido.

Pese a haber sido elegida vicepresidenta segunda de la cámara baja por la representatividad que tenía el bloque del Partido de la Victoria en la cámara, aseguró que no renunciará a ese cargo, al menos que se lo pida Godoy.

Saravia entiende que, como el acuerdo para que esté ella entre las autoridades del cuerpo se hizo con el presidente, es él quien debe definir su permanencia en la vicepresidencia.

Comentá la nota