La diputada Petroccelli quiere colegiar la actividad periodística en Salta

La diputada provincial y periodista, Mónica Petro-ccelli, presentó un proyecto de ley para crear el Colegio de Periodistas de Salta, una iniciativa que amenaza con despertar polémica entre los profesionales del área.
Es que el proyecto de Petroccelli establece que "solamente los miembros del Colegio de Periodistas de la Provincia de Salta, podrán ejercer el periodismo profesional en el territorio provincial", y exige también que deberán estar colegiados quienes dirijan o administren los medios de comunicación radicados en la provincia.

Además, dispone que para integrar el colegio, los periodistas deberán ser graduados en el área o certificar al menos 5 años de ejercicio profesional, pagar las cuotas ordinarias y extraordinarias y "tener una residencia mínima de 10 años en ejercicio de la profesión en la provincia".

La iniciativa establece que el Colegio será el encargado de regular "la incorporación, retiro y/o reingreso al colegio", a través de la emisión de un reglamento.

Pero además, permite que el denominado "Tribunal de Honor", cuyos miembros son elegidos por los colegiados, podrá disponer la suspensión temporal en el ejercicio de la profesión, la suspensión por un año cuando haya reiteraciones, y hasta la inhabilitación definitiva para desempeñarse en la actividad periodística.

Libertad de expresión

En diálogo con Nuevo Diario, la presidenta de la Asociación de Periodistas de Salta (APES), Elena Corvalán, se manifestó en contra de la colegiación de la actividad porque "atenta contra la libertad de expresión".

"La Corte Interamericana de Derechos Humanos ya ha dicho que la exigencia de que solo se desempeñen como periodistas quienes reúnan ciertas condiciones es violatoria de la libertad de expresión porque limita la cantidad y variedad de opiniones y noticias", recordó, y consideró que "el hecho de que haya una colegiación de periodistas se puede prestar para que haya cierto control ideológico sobre quienes ejercen el periodismo, que trabaja con ideas y valores".

Corvalán, quien aclaró que sus opiniones son a título personal y no representan necesariamente la posición de APES, se expresó en favor de la creación de códigos de ética "pero solo a manera de guía, porque la ética no se puede imponer desde afuera, cada uno debe ejercerla como persona, no sirve de nada que se le imponga a alguien una sanción si no su conducta como persona no cambiará".

Consultada sobre la constitucionalidad de la norma, Petroccelli se limitó a responder que "es discutible", y puso entendió que existían colegios que habilitaban para el ejercicio de otras profesiones, también podía regularse la actividad periodística.

"Libertad de prensa no necesariamente va reñido con la colegiación de la profesión", aseguró la diputada a este matutino, y evaluó que garantizar que el colegio no sea utilizado políticamente dependía de los propios afiliados.

Para Petroccelli, la existencia de un colegio es fundamental, sobre todo, por razones gremiales. Asegura que el periodismo es la profesión "más indefensa de todas" y que la colegiación aseguraría a los trabajadores de prensa "dignidad, estabilidad laboral, la posibilidad de tener un tribunal de ética, obras sociales dignas, caja de seguridad", además de proteger a los empleados frente a eventuales despidos y maltratos, y promover su formación a través de cursos de capacitación.

Comentá la nota