Ex diputada dice que se enloqueció y evitaría un juicio

La Sala II de la Cámara del Crimen de Paraná suspendió el juicio contra la ex diputada provincial por la Alianza Mónica Torres, por el delito de presunta defraudación a la administración pública.
La decisión se tomó luego de que la defensa adujera que la acusada sufre demencia senil. De todos modos, la Sala solicitó que se realice una pericial psiquiátrica a través del equipo técnico del Juzgado de Familia, para corroborar el estado de salud de la ex legisladora, informó el abogado querellante, Jorge Sueldo.

Torres está acusada de haber percibido en su beneficio los sueldos de dos empleadas contratadas de la Cámara Baja, que nunca prestaron servicios ni cobraron el dinero. Y el comienzo del debate estaba programado para el próximo lunes.

La denuncia se realizó en 2001 cuando la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) intimó a las mujeres para que regularicen su situación ante el fisco, ya que registraban deudas como monotributista. Tal situación inició una investigación que estableció que jamás se habían inscripto a la AFIP.

La ex Fiscalía de Investigaciones Administrativas realizó la denuncia correspondiente ante el Juzgado de Instrucción de Héctor Villarodona. Recién en 2003 la investigación avanzó debido a que anteriormente Torres estaba protegida por los fueros.

Entre la documental secuestrada están los recibos de sueldo que tienen la firma de las agentes. Durante la instrucción se detectó que las rúbricas eran apócrifas. Se pudo determinar que serían alrededor de 18 meses el período que habría cobrado la acusada.

Comentá la nota