La diputada Altamiranda repudió despidos y pidió al Gobernador que no permita persecuciones políticas

La diputada por la Alianza Frente de Todos, Elba Altamiranda, manifestó su repudio a los despidos de trabajadores del Hospital 4 de junio a las actitudes intimidatorias y sin fundamento que una vez más intentar dejar sin sustento a familias de Sáenz Peña.
"Este tipo de actitudes dejan en claro la decisión de los políticos del Partido Justicialista que pretenden tomarse revancha ante el incontrastable triunfo en las urnas de la Alianza Frente de Todos en nuestra ciudad", dijo. Por otra parte, pidió al Gobernador que tome cartas en el asunto y no permita persecuciones políticas.

Por otra parte sostuvo que "ante esta situación de pretender dejar sin contrato a seis trabajadores del Hospital 4 de Junio es que apelo a la cordura y consideración del Gobernador para que tome cartas en el asunto y no permita que trabajadores sean perseguidos y amenazados de quedar sin trabajo por el solo hecho de pertenecer a otro partido político distinto al del gobierno".

"Manifiesto mi total compromiso con estos trabajadores que tienen un legajo intachable, que no faltan nunca a sus lugares de trabajo y tienen una antigüedad de más de cinco o seis años en el área de salud, por lo que no hay fundamentos para rescindirles el contrato, y desde el lugar que ocupo apelaré a todas las medidas necesarias y a mi alcance para sostener la fuente laboral de estas familias de Presidencia Roque Sáenz Peña", dijo Altamiranda, quien mencionó que "si hablamos hoy de diálogos y consensos este no es el camino, estas actitudes no nos permitirán nunca abrir caminos comunes por un Chaco y una Provincia mejor".

Comentá la nota