La diputada Adriana García dijo que el jefe de Gabinete dejó claro con sus respuestas que hay obras realizadas en La Pampa que la Nación no piensa pagar

La legisladora nacional del Bloque Unión Peronista dijo que en su primer informe brindado ante la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández, no ofreció respuestas satisfactorias por las deudas que mantiene el Gobierno Nacional con La Pampa. García reveló que todas las remesas están demoradas y aún, que en algunos casos de obras ya concluidas y financiadas por la provincia, la Nación “no piensa pagarle a la provincia”. Dijo también, que el monto por obras anunciadas no está en el presupuesto de 2010.
Entre la plata que Nación adeuda a la provincia se destacan los fondos del Plan Federal Plurianual de Viviendas -180 millones de pesos-, el déficit de la Caja Previsional provincial -57 millones- y el fondo de reparación histórica -muy importante porque son 500 millones en obras para la provincia-.

Estos montos sumados a otras obras que debería financiar el Gobierno nacional arroja la suma de 800 millones de pesos.

A la pregunta que le hizo la diputada sobre la ausencia en el presupuesto para 2010 de los fondos comprometidos por la Nación, en el acta acuerdo firmada el 21 de abril de 2009, el Jefe de Gabinete detalló que los gastos los haría la provincia en forma descentralizada y que los recursos provendrían del presupuesto de las secretarías y organismos dependientes del Ministerio de Planificación.

Pero la diputada García llamó la atención sobre la ausencia en el presupuesto de esos organismos para financiar obras en La Pampa. De lo que se concluye que de los 500 millones del Acta de Reparación Histórica lo efectivamente adjudicado para obras en La Pampa son 70 millones que figuran en el presupuesto del año próximo para la construcción del primer tramo del acueducto Puelén-Chacharramendi.

La diputada solicitó al Jefe de gabinete que especifique cómo y cuándo el Gobierno nacional va a saldar la deuda de 180 millones de pesos generada por el adelanto de los fondos que el estado provincial hizo para ejecutar la etapa 2009 del Plan Federal Plurianual de Viviendas.

La respuesta sobre este punto fue que la nación está cumpliendo con el cronograma de desembolsos y que saldará la deuda durante el año venidero.

Una observación minuciosa muestra que el Plan prevé una partida de 204 millones para 2010 y, el presupuesto de 2010, dispone 37 millones para esa obra, por lo que no se comprende ni surge del informe del Jefe de Gabinete cómo se va a financiar la segunda etapa de las 6.000 viviendas.

El déficit de la Caja Previsional provincial debe ser afrontado por la Anses, según el convenio firmado entre la nación y la provincia en el año 2007, pero en la actualidad la nación adeuda 57 millones de pesos.

Lo que se agrava por el hecho de que el déficit operativo de la caja será de 55 millones en el año 2010 y, en el presupuesto nacional, sólo constan 26 millones para atender ese faltante, por lo que es de esperar que la deuda de la nación con la provincia aumente en 2010 a 86 millones de pesos, aproximadamente.

Esta cuestión le fue transmitida al Jefe de Gabinete oportunamente pero en la sección informativa del día de la fecha no hubo respuesta y sólo se precisó que se iban a tomar cinco días más para que el Ministerio de Trabajo aportara precisiones sobre cómo y cuando se iba a afrontar esta deuda.

Idéntica respuesta ofreció el ministro respecto a la información pedida sobre el convenio suscripto por las provincias de La Pampa y Mendoza sobre el aprovechamiento del Río Atuel, sólo que en este caso sería la cartera de Planificación la que en los próximos días se comprometió a brindar alguna información sobre el tema.

Otras deudas que el Gobierno Nacional mantiene con el estado provincial son las obras comprometidas por la Dirección Nacional de Vialidad, a ejecutarse en 2010, por un monto de 50.730.000 pesos, las cuales no aparecen en el presupuesto aprobado recientemente.

Estas obras comprenden la ruta provincial Nº 1, en el tramo entre la RP 102 Y RN Nº 5 y el acceso a Catriló. Otro tramo entre la RN Nº 5 y RP Nº 18 y obras de pavimentación de las calles Pilcomayo y el Boulevard Stieben en la ciudad de Santa Rosa.

Las obras hidroeléctricas de Casa de Piedra, que insumieron 10 millones, fueron afrontadas por el tesoro provincial y la nación incumplió los acuerdos de financiamiento y no ha previsto las partidas para cancelar esta deuda.

También persiste una deuda del Gobierno nacional con la provincia por la construcción de la ciudad judicial por un monto de 27 millones de pesos, en medio de una disputa por la readecuación de los costos de la obra los cuales la nación se niega a reconocer.

Las obras de asfalto en las ciudades de Santa Rosa y Gral. Pico, anunciadas por el Presidente Kirchner, en el año 2004 en su visita a Trenel, insumieron 27 millones que costeó el estado provincial en su totalidad pero cuyo financiamiento debería haber sido nacional.

Por esta deuda se le requirieron informes al jefe de gabinete a los que respondió "se informa que la documentación para la firma del convenio específico fue presentada a la Subsecretaría de obras públicas cuando la obra ya estaba concluida tanto física como financieramente por la provincia".

De lo dicho se infiere que no se piensa pagarle a la provincia lo gastado para hacer las obras anunciadas en aquella visita y no se responde la inquietud de la diputada. (Oficina de Prensa Adriana García)

Comentá la nota