El dinero para subsidiar el recital de los Cadillacs salió del área social

Los 315.000 pesos que el Gobierno entregó a la productora Offside por organizar el concierto de Los Fabulosos Cadillacs salió de las partidas presupuestarias destinadas al Ministerio de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad.
Si bien en principio el dinero fue pagado por la Secretaría de Turismo, el gobernador Jaque y tres de sus ministros determinaron rembolsar a Turismo el dinero del "sonado" concierto y echaron mano al presupuesto de un área tan sensible como la social.

La transferencia del dinero consta en la entrega del Boletín Oficial del 20 de abril pasado. Allí se puede leer el decreto 385 firmado el 13 de marzo por el cual el Ejecutivo ordena "modificar el Presupuesto de Erogaciones vigente con el fin de reforzar las partidas de la Secretaría de Turismo, sin que ello signifique incrementar los gastos autorizados".

Según se puede ver en la planilla anexa del decreto, se transfieren los 315.000 pesos asignados originalmente al Ministerio de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad, a Turismo.

El documento advierte que la novedad debe ser comunicada a la Legislatura y debe llevar además de la firma de Jaque, la de Alejandro Cazabán (secretario General de la Gobernación), Adrián Cerroni (ministro de Hacienda); y Silvia Ruggeri (ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad).

El decreto, en ningún momento aclara que la partida en cuestión corresponde a los famosos 315.000 pesos que fueron pagados por el Gobierno a los organizadores del concierto del grupo latino y porteño. Ni siquiera menciona al ministerio de Desarrollo Humano, que en la planilla anexa del decreto aparece denominada sólo como "jurisdicción 19".

Con la música a otra parte

El desvío de partidas de un ministerio a otro es una facultad que tiene el Ejecutivo. Si bien el caso no tiene nada de irregular, devela la forma en que Jaque terminó de cerrar -al menos contablemente- el escandaloso asunto.

"Es política de esta gestión apoyar eventos de jerarquía para sostener y fomentar a Mendoza como plaza turístico-cultural de primer nivel", dijo el Gobierno en un comunicado oficial dado a conocer el 25 de julio, luego de que explotara el escándalo. Pues bien, ya en ese momento, se había firmado el decreto por el cual se destinó dinero del área social para el concierto de los creadores de "Yo te avisé" y "Calaveras y diablitos".

Mientras, el fiscal especial Eduardo Martearena sigue investigando la "ruta del dinero", es decir a qué bolsillos fue a parar el efectivo, ahora que se conoce exactamente con qué fondos hizo frente Jaque al asunto.

En principio, el Gobierno explicó que se había destinado una partida de Turismo para solventar el gasto porque Cultura no tenía el monto a su disposición en ese momento y el asunto exigía urgencia. Tanta que se pagó en tiempo récord: en un par de días los productores ya contaban con los billetes en su manos.

El mismo responsable de Turismo, Luis Böhm, indicó que la decisión venía "de arriba" y que el dinero le había sido reintegrado desde el Ejecutivo. Pues bien, el decreto 385 que ahora se conoce establece que el dinero para pagar las cuentas del concierto salieron nada más y nada menos que del área social.

Es decir que los fondos que por la Ley de Presupuesto estaban destinados para paliar carencias o necesidades de, por ejemplo, niños y ancianos, fueron desviados para pagar, a modo de subsidio, un show organizado por una empresa privada con base en San Juan que, por lo que se sabe, se fue con la música a otra parte: no volvió a operar en la plaza local.

Ayer, Los Andes se comunicó con la ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad para conocer los motivos por los cuales cedió 315.000 pesos a Turismo pero se topó con el contestador de su teléfono. Luego, se contactó con su oficina de prensa y desde allí se indicó que no pudieron dar con la funcionaria.

Comentá la nota