Dinero para jubilados

Por David Cufré.

Los ex afiliados a las AFJP que habían realizado aportes voluntarios para su jubilación volverán a disponer de su dinero. La Anses está a punto de dictar una resolución para darle un cierre a este tema, que había quedado pendiente luego de la última reforma previsional que terminó con el experimento de la capitalización.

Según pudo saber, la medida permitirá a aquellas personas optar por un administrador para esos recursos. Puede ser la Anses o alguna AFJP que decida reconvertirse para tal fin, aunque no podrá cobrar comisiones por el stock acumulado. Hasta el momento, la única candidata a reaparecer en escena es la ex AFJP Nación.

El organismo previsional dedicó casi un año a desentrañar la maraña de expedientes que le transfirieron las AFJP, con once millones de afiliados. Finalmente llegó a la conclusión de que 325 mil personas habían hecho aportes voluntarios para incrementar su cuenta de capitalización individual. El monto acumulado asciende a 235 millones de pesos, una cifra exigua luego de casi quince años de funcionamiento del sistema. Eso contradice otro de los postulados de Domingo Cavallo cuando promocionaba la privatización de la seguridad social. Afirmaba que los ciudadanos sentirían una gran confianza en los administradores privados y volcarían fuertes sumas para su jubilación. Para dimensionar la distancia entre esa apreciación y la realidad, por aportes obligatorios las AFJP habían juntado unos 100 mil millones de pesos.

El reporte de la Anses, que dio base a la resolución que seguramente se conocerá a principios de la próxima semana, incluye otros datos relevantes. Sólo 23 personas habían hecho aportes voluntarios mayores a 500 mil pesos. El 93 por ciento de los casos –en un universo de 325 mil personas– aportó menos de mil pesos. Y el 80 por ciento aportó menos de 100 pesos. La media de los aportes era de 729 pesos.

La Anses se ofrecerá a seguir administrando esos recursos hasta el momento de la jubilación de los aportantes o bien incorporarlos a sus haberes en caso de ya estar jubilados. El mecanismo será el siguiente. Los fondos administrados se actualizarán en función del índice de movilidad previsional, que este año arrojó un aumento de casi el 20 por ciento. Una vez que la persona llegue a la edad de la jubilación, el fondo acumulado se dividirá por 120 y el valor resultante se sumará para el cálculo del haber inicial. La división por 120 es porque en el sistema de reparto se contabilizan los últimos 10 años de aportes para establecer cuánto empieza cobrando el afiliado. Luego, esa jubilación irá aumentando por el mismo índice de movilidad, con los ajustes de marzo y septiembre.

Tal como estableció la reforma previsional del año pasado, a las AFJP se les permitirá reconvertirse para seguir administrando los aportes voluntarios. En principio no habría demasiado interés de los bancos que eran dueños de las administradoras por incursionar en el negocio. El Banco Nación, en cambio, estaría interesado en brindar el servicio. En ese caso, deberá elevar una propuesta a la Anses en la que tendrá que explicar qué tipo de retribución pagará al jubilado, en base a qué mecanismo. El organismo podrá autorizarlo o rechazarlo.

Comentá la nota