Dinero para los hijos

Dinero para los hijos
El subsidio a la niñez está siendo cubierto con los excedentes presupuestarios de la seguridad social, sin apelar al fondo de las jubilaciones. Ya cobraron 3,7 millones.
El costo de la asignación por hijo está siendo cubierto con el superávit corriente de la Anses, sin necesidad de apelar al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de las jubilaciones, como se había anunciado en un primer momento. En la Anses aseguran que ese mecanismo de financiamiento podrá seguir durante el primer semestre de 2010 y altas fuentes del organismo arriesgan que los excedentes presupuestarios podrían alcanzar para pagar la asignación todo el año, en caso de que la recaudación impositiva y de aportes y contribuciones crezca con la fuerza esperada. Esto le da más tiempo al Estado para buscar otras fuentes de recursos para el subsidio a la niñez. Algunos especialistas plantean que el dinero para liquidarlas debería incluirse en las pautas de gastos del presupuesto nacional.

Hasta el momento, en tanto, la asignación por hijo ya fue pagada a 3,7 millones de niños y adolescentes, según confirmó ayer el titular de la Anses, Diego Bossio. Tal como anticipó Página/12, hasta fin de año serían unos 3,8 millones los niños cubiertos por el programa, mientras que las proyecciones oficiales indican que en un plazo de seis meses la cifra llegaría a 4,5 millones. La incorporación de chicos al plan se concreta luego de un entrecruzamiento de datos entre las bases de la Anses y la AFIP, que se está haciendo de manera ininterrumpida desde que se anunció la ampliación de las asignaciones a hijos de desocupados, trabajadores en negro que ganan menos del salario mínimo y empleadas domésticas.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había mencionado cuando se anunció el reconocimiento de este derecho a la niñez que el subsidio sería financiado con la rentabilidad del FGS. Sin embargo, hasta el momento no está haciendo falta. En el FGS hay acumulados 135.693 millones de pesos. Se trata del dinero que las AFJP transfirieron al Estado luego de la reforma previsional que terminó con el régimen de capitalización. Ese fondo tuvo un crecimiento del 38 por ciento en un año, gracias a la recuperación de los activos financieros tras el sacudón de la crisis internacional. Ese dinero está invertido en títulos públicos –en un 62 por ciento–, acciones, proyectos productivos y de infraestructura y plazos fijos, entre otros.

El decreto que creó la asignación por hijo estableció que la rentatibilidad que deja el FGS –sólo en las colocaciones a intereses– sería utilizada para costear el beneficio. En 2010 serán unos 8 mil millones de pesos, según indicaron fuentes oficiales a este diario. Sin embargo, también dijeron que probablemente no hará falta utilizar esos recursos en 2010 para pagar la asignación, sino que será cubierta con el superávit corriente de la Anses. El organismo de la seguridad social se financia con aportes y contribuciones, pero también por el 15 por ciento que ceden las provincias de coparticipación y por la recaudación de impuestos como el IVA, Ganancias y cigarrillos, entre otros.

La entrega de tarjetas de débito para cobrar la ayuda de 180 pesos por hijo siguió ayer en Berazategui, con la presencia del ex presidente Néstor Kirchner. "Así como en el gobierno de Kirchner se incluyeron a 2,1 millones de jubilados, ahora es el turno de casi 4 millones de chicos", destacó el ministro de Economía, Amado Boudou.

Comentá la nota