'No hay dinero para dar aumentos'

Lo volvió a afirmar el gobernador Alperovich en el marco del conflicto con los médicos y trabajadores del sistema de salud provincial, quienes esperan hasta el lunes una respuesta a la contraoferta a la propuesta efectuada por el Ejecutivo
Nuevamente el gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich volvió a manifestar que 2la provincia no tiene dinero, estamos con problemas para pagar los sueldos", a la hora de encontrar una respuesta a la medida de fuerza que llevan adelante los profesionales y trabajadores de la salud, en cuento a la contraoferta a la propuesta realizada por el gobierno de aumentar el 100 por ciento la base de cálculos, llevándola de los actuales 250 pesos a 500 pesos.

"Estamos llegando justo a fin de mes y perfectamente bien a fin de año", lo indicó Alperovich en referencia a la situación de las finanzas provinciales.

En cuanto al mensaje a los trabajadores autoconvocados, cuando se le consultó que puede hacer la gente que concurre a los hospitales y no es atendida, señaló que "espero que los médicos reflexionen porque esa gente, es gente humilde, y estamos sin dinero. Acá el problema no es querer o si querer, sino que no hay dinero", al tiempo que destacó que "el diálogo no se debe cortar nunca".

El mandatario provincial fundó la negativa para acceder al pedido de los trabajadores de la salud, no solamente en el hecho de no poder financiar los aumentos sino que también, y con razón, en el hecho de que "no solamente van a pedir aumento los médicos, sino toda la administración pública".

Por otra parte, cuando se le consultó sobre el pedido de los autoconvocados de que le solicite la renuncia del ministro de salud provincial, Pablo Yedlin, Alperovich, a la hora de rechazar este "pedido", sostuvo que "es el mejor ministro de salud que hemos tenido", dándole todo su apoyo al funcionario.

Mientra repetía que la provincia "no tiene plata para dar aumentos", el titular del Poder Ejcutivo insistió con el agradecimiento a los médicos que ayudaron a modificar el escenario de la salud en los años de su gestión, diciendo que "lo importante es que la salud y la transformación que hemos hecho en estos seis años no lo vamos a tirar por la borda".

Los trabajadores autoconvocados de la salud abrieron un compás de espera para conocer una respuesta a la contraoferta realizada al ministro de Salud hasta el lunes cuando se volverán a reunir en asamblea para analizar la nueva propuesta, que en caso de no ser satisfractoria, se podría determinar nuevos paros sin concurrencia a los lugares de trabajo.

Pedido desde la Defensoría del Pueblo

El defensor del Pueblo de la provincia, Jorge García Mena, convocó nuevamente a los trabajadores autoconvocados a una mesa de diálogo y a levantar las medidas de fuerza en reclamo de mejoras salariales.

"Estamos ante una situación muy delicada, ante una situación muy especial de tensión social", lo indicó el doctor García Mena en referencia a la falta de atención en algunos servicios en el sistema sanitario provincial, agregando que "cuando emití mi resolución instando a las partes a un diálogo, a una reunión, entre el gobierno y los trabajadores, fue porque entendíamos que estábamos ante un grupo que debería ser escuchado por la firmeza de sus posiciones, más allá que desde la Secretaría de Trabajo se les había restado entidad. En el acta de la reunión se les pidió el levantamiento de la medida de fuerza, bajo la convicción clara de que se están conculcando derechos de las personas que asisten a los hospitales, porque la salud es un servicio esencial normado legalmente".

El Defensor del Pueblo instó a las partes para que "se mantenga un diálogo claro y preciso, con el tiempo necesario para superar este problema, pues estamos ante una situación donde los servicios esenciales de salud se están afectando", insistiendo en su pedido, dijo que "vuelvo a convocar al diálogo, la salud debe tener un tratamiento diferenciado y el gobierno lo ha reconocido".

Comentá la nota