Más dinero es el nuevo objetivo de los equipos de la Fórmula 1 buscan más dinero.

Le reclamarán a Ecclestone que aumente los porcentajes de los derechos comerciales.
Cumplido el inicial objetivo de ganarle la pulseada a Max Mosley, presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), la Asociación de Equipos va por nuevos objetivos. Uno de los inmediatos es lograr que Bernie Ecclestone, director de la empresa poseedora de los derechos comerciales de Fórmula 1, aumente los porcentajes a repartir entre las escuderías. Actualmente rondan entre el 35 y 40 por ciento sobre un monto de 1.400 millones de dólares que se generan. La pretensión de los equipos es elevarlos a entre el 65 y 70 por ciento.

"El acuerdo que evitó una división de la Fórmula 1 fue un buen primer paso para poder en los próximos días plasmar otro sobre cuestiones comerciales", comentó Mario Theissen, responsable deportivo de BMW, luego de una reunión realizada en el aeropuerto de Bologna. "No será un tema fácil", agregó Theissen, quien sin embargo se mostró confiado en que finalmente no habrá problemas en las negociaciones con Ecclestone, pieza clave para solucionar el enfrentamiento entre los ocho equipos rebeldes y Mosley.

Otro tema a resolver en los próximos días es la sucesión de Mosley, que dejará de ser el presidente de la FIA en octubre cuando termine su mandato. Su renuncia a una nueva reelección fue un punto clave en las negociaciones que llevaron al acuerdo. El nombre de Jean Todt, ex director deportivo de Ferrari, suena fuerte e incluso lo alentó el propio Mosley. "No hay que descartarlo", dijo quien ve al francés con mejores chances que Michael Boeri y Hermann Tomczyk, los dirigentes que le siguen en importancia en la FIA.

El acuerdo motivó que los equipos cambiaran críticas por elogios en torno a Mosley. "Hizo mucho por la F 1, especialmente por la seguridad", destacó Luca de Montezemolo, presidente de Ferrari y uno de los impulsores del enfrentamiento.

Comentá la nota