Sin dinero extra para la crisis en Salud

El Comité de Emergencia Sanitaria denunció que el gobierno provincial ordenó reestructurar partidas del presupuesto ordinario para este año del ministerio de Salud para afrontar las compras que, por la ley de emergencia sanitaria y el decreto reglamentario, debieron realizarse el año pasado y con una partida extraordinaria de 20.000.000 de pesos.
Según se informó desde el comité, del total asignado en forma extraordinaria en 2008, sólo se ejecutaron 4.000.000 de pesos. Como este año tampoco se transfirió la partida que debía destinarse a cubrir los 16.000.000 de pesos restantes que ordenó asignar el decreto del gobernador Jorge Sapag, se produjo un rojo en las cuentas de la subsecretaría de Salud. Y en ese punto es donde el comité puso la lupa y descubrió, en el proceso de auditoría iniciado respecto del trabajo de 12 meses del cuerpo, que el ministerio de Hacienda ordenó a Salud que afrontara los pagos reestructurando partidas, es decir, con fondos ordinarios.

Según el último informe técnico, "las reestructuraciones señaladas se realizan resignando partidas destinadas a servicios, insumos generales y medicamentos", lo que deriva en una profundización de la crisis que el comité y las acciones que ordenara, debían paliar.

La situación fue descripta en los últimos tres dictámenes del cuerpo que integran referentes de Salud de todas las zonas sanitarias y que se reúne los lunes en la Legislatura. "El comité no tuvo devolución de sus dictámenes ni pudo interactuar con funcionario alguno", se indicó en la comunicación que el lunes, luego de un mes en el que se sucedieron las convocatorias a los Poderes Legislativo y Ejecutivo, ministerio y subsecretaría de Salud y Hacienda de la provincia. Incluso distribuyó entre los bloques de la Legislatura la información. El diputado del MUN Rodolfo Canini irá hoy a la Justicia a denunciar a los responsables del Ejecutivo por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La ley de emergencia sanitaria por la que se creó el comité definió que, por el plazo de un año, debía conformarse un fondo extraordinario destinado a paliar la situación. Por decreto reglamentario, Sapag asignó luego una partida especial de 20.000.000 de pesos, por fuera del presupuesto, justamente, para incrementar los recursos en un área en crisis. Meses más tarde, Hacienda ordenó reestructurar partidas, con lo que no sólo se asignan recursos extra sino que, con la misma cantidad, se apunta a solventar una estructura más grande.

Comentá la nota