Una dinastía empresaria interesada en radicarse en Puerto Madryn

El Grupo Beltrame es un líder europeo en el mercado de los productos laminados mercantiles y productor primario de perfiles especiales para los compartimientos de los astilleros y del movimiento de tierra.
Con nueve plantas de producción en lugares estratégicos -respecto a las principales zonas de consumo- y una red de distribución que ofrece la mejor asistencia en toda Europa, su volumen de producción alcanza los 3.000.000 de toneladas.

Respaldado por su tradición centenaria, actualmente el grupo está a la vanguardia en el plano de la tecnología y de la innovación. Sus elementos distintivos residen en la calidad del producto y un nivel elevado de servicio; garantizando una gama amplia y plazos de entrega reducidos.

Actualmente, tiene 22 emprendimientos en distintos lugares del mundo, incluso en la Argentina (ya está construyendo en Villa Constitución). Ahora, también está interesado en radicarse en Puerto Madryn. El gobernador Mario Das Neves, señaló que la ubicación es estratégica porque “es necesario el puerto, el muelle del estilo que tiene el puerto de Aluar y, obviamente, algo que es una demanda importante de este tipo de actividad y que no en todos lados pueden ofrecer que es energía y gas”.

La empresa, ubicaría su planta al norte de Aluar, con una inversión de 400 millones de dólares. La construcción se concretaría en 3 años, creando fuentes laborales para 1.500 trabajadores. Luego, el funcionamiento de la planta generaría entre 300 y 350 trabajos directos.

“Para nosotros es importante esta inversión por la seriedad de la empresa, por lo que representa la empresa en el mundo y, aparte, porque lo planteamos desde la planificación, hace ya cuatro años, haciendo una apuesta muy fuerte al tema energético”, señaló Das Neves, destacando también “el programa Gas Plus, esto de incentivar y promover a la inversión de todo lo que tiene que ver con la exploración del gas”.

“No es un tema fácil de resolver en el mundo. La Patagonia esto que tiene de perjudicial por ahí que es la distancia, nos permite, por las características geográficas, por el mar, por los puertos, por las tierras y ahora por energía y gas, de tener ese ofrecimiento”, sostuvo.

SATISFACCION

El intendente Carlos Eliceche manifestó su satisfacción por el anuncio: “siempre que se habla de inversiones se habla de más trabajo, de fuentes de ingreso genuino y de desarrollo. Somos una ciudad que siempre se mantiene expectante por las nuevas radicaciones. Son varios los empresarios del país y el exterior que mantienen contactos diversos solicitando información. Nuestra ubicación geográfica nos posiciona como uno de los polos de desarrollo más importantes de la Patagonia”.

“Hoy hablamos de una empresa siderúrgica, pero también hablamos del rubro turístico, hotelero, comercial, lo que nos habilita a pesar que aún hay un camino venturoso por recorrer en materia de nuevas radiaciones y seguramente eso nos obligará también a crear las condiciones necesaria para alcanzar un justo equilibrio entre las belleza naturales que nos rodean y las posibles radicaciones que se vayan dando”, agregó. “No queremos producir ningún tipo de fricción entre ninguno de los sectores y para eso, tanto el propio gobierno de la provincia, como la Municipalidad, los concejales, y las entidades intermedias afines, deberemos trabajar en conjunto para lograr ese tan ansiado equilibrio, de manera que Madryn pueda seguir creciendo en un marco armónico sin que uno afecte el interés del otro”.

TRADICION CENTENARIA

El Grupo Beltrame opera desde hace más de un siglo en el sector siderúrgico.

En 1896, en la ciudad de Vicenza, Antonio Beltrame fundó el «Premiado Establecimiento Mecánico de fuerza eléctrica con Fundición», cuyo relevo tomaron sus hijos Angelo y Bruno. La búsqueda continua del perfeccionamiento técnico y de la calidad del producto, se convirtió en el baluarte de la continuidad de la empresa.

En el transcurso de los años ’20, nacieron en el centro de la ciudad del Paladio las Acererías y Siderúrgicas Vicentinas (Acciaierie e Ferriere Vicentine), que posteriormente tuvieron una expansión continua.

En los años ’30, se tomaron nuevas direcciones productivas que estuvieron acompañadas por el crecimiento dimensional y por la reorganización comercial, penetrando así en todo el mercado italiano.

Con la apertura de los mercados internacionales, en los años ’50 la AFV Beltrame se orientó hacia la producción de productos laminados mercantiles utilizados en la construcción, fabricación de elementos de hierro para obras civiles e industriales, en la industria mecánica y en los astilleros.

En la segunda mitad de los años ’60 tomó las riendas de la empresa el hijo de Angelo, Giancarlo Beltrame, que todavía preside el Grupo.

Las AFV Beltrame se dotaron de estructuras productivas capaces de aprovechar las economías a la escala que permitía la tecnología, potenciando al mismo tiempo la red de distribución y de marketing.

En los años ‘70, la consolidación de la presencia en todo el territorio italiano estuvo acompañada por una penetración activa en los mercados extranjeros, en el marco de la cooperación entre los países de la Comunidad Europea.

En 1976 se transfirió toda la actividad productiva a la nueva acerería situada en la zona industrial de Vicenza.

Los años ’80 están marcados por la llegada de la alta tecnología, mientras que las adquisiciones de las plantas siderúrgicas de Marghera y S.Giorgio di Nogaro llevaron a AFV Beltrame a asumir la categoría de Grupo.

Una etapa fundamental para alcanzar el liderazgo europeo en su sector productivo está marcada por la adquisición, en 1994, del paquete de control de LME (Laminés Marchands Européens S.A) y de sus controladas, el principal competidor y complementario geográfico en Europa.

A dicha adquisición se añadió en el 2002 la de la Siderúrgica Ferrero, su mayor competidora en el mercado italiano.

Una vez situado en el corazón histórico, geográfico y productivo de la siderurgia europea, el grupo –representado hoy también por Mónica, Patricia y Antonio Beltrame– ha realizado importantes sinergias tecnológicas que han dado lugar a una cultura del grupo más rica, patrimonios empresariales, tecnológicos y de mercado de diversas realidades europeas.

Comentá la nota