Dimos un primer paso corto pero firme, dice el ministro Peppo

El ministro de Gobierno, Domingo Peppo, hizo ayer una valoración entusiasta de la primera ronda de diálogo político en la provincia, realizada el miércoles, y consideró que se trató de "un primer paso corto, pero muy firme".

Además, reveló que no se descarta que el "Consejo del Bicentenario", que se prevé firmar en mayo de 2010, adquiera rango constitucional mediante una reforma de la carta magna provincial.

Muy positiva

Peppo, en declaraciones a FM Universidad, evaluó que el inicio de la ronda es "que fue muy positivo, no porque lo digamos nosotros, sino porque lo dijo la gente, y participaron más de 550 personas en representación de partidos y organizaciones, con unos 36 oradores a lo largo de cuatro horas que no fueron cansadoras, sino enriquecedoras".

El ministro dijo que en esta instancia "el gobierno es un actor más, un facilitador que cree en este método, con un diálogo nuevo y distinto, donde participaron todos los actores de la provincia. Esto recién comienza, y seguramente las conclusiones serán valiosas, más allá de las desconfianzas y dudas de algunos que las manifestaron así, o de otros que plantearon cuestiones sectoriales inmediatas, no entendiendo que si bien son cosas importantes, lo que queremos es definir políticas de largo plazo en las que los chaqueños estemos de acuerdo para ver qué sociedad queremos construir".

"Hay cuestiones fundamentales, como la educación, la salud, la seguridad, la producción, que es de lo que dijo que se evalúa la posibilidad de que el consejo del bicentenario sea introducido en la Constitución Provincial mediante una reforma de ésta.

Peppo consideró que "la gran sorpresa para muchos fue la posición de los movimientos sociales, donde varios de sus exponentes, como Fito Molodezky, Aurelio Díaz, Tito López, la gente del MIJD, Mercedes Sánchez, Carlos López, plantearon verdades muy fuertes desde su posición".

"En lo personal, vi un mayor compromiso en apostar a este método por parte de quienes menos tienen, de los partidos chicos, de quienes no tienen tantas oportunidades de expresarse y de decir lo que consideran. Fue una jornada muy buena, y se puede ir mejorando", sostuvo.

Falta autocrítica

No obstante, observó que "en algunos sectores falta autocrítica, porque dicen qué hay que hacer, pero no miran para atrás para ver que también se equivocaron. En algunos casos sí admitieron errores, pero somos todos responsables, y debemos construir algo donde el gobierno es un actor más, y no se impone absolutamente nada".

El ministro confirmó que ahora también se harán rondas en el interior, recorriendo las microrregiones, con el mismo criterio de participación abierta y pública, junto a un equipo de redactores que irá procesando lo que se vuelque en cada encuentro.

"Creo que fue un hecho que marca el comienzo de la política con mayúsculas que hace a la participación, que es la que siempre se pide. Esto fue eso. Esperemos que continuemos", dijo, aunque admitió haber notado "una cierta resistencia y desconfianza del sector de la Alianza identificado con el radicalismo".

Al rozismo en particular le objetó que "no reconocen absolutamente nada de lo hecho por este gobierno en 18 meses de gestión, pero creo que se irá superando, y soy muy optimista sobre lo que se puede construir con esto".

Sobre la continuidad de la tarea, dijo que en septiembre seguirán las rondas en las microrregiones (dos en cada una), para luego volver a un plenario general en Resisencia, sin dejar de acopiar las propuestas y reflexiones que vayan volcándose.

En paralelo, se conformará una comisión para el "consenso del bicentenario", mediante una ley que regulará su composición y la marcha de todo el proceso, con la idea de que el año que viene se pueda firmar un acta de coincidencias sobre aspectos básicos de la administración del Estado. El gobierno quiere que ese acuerdo se suscriba el 25 de Mayo de 2010, cuando se cumplan 200 años de la Revolución de Mayo.

Peppo dijo que otra expresión bastante reiterada fue la que propuso reforzar políticas para fortalecer la economía productiva en el interior, evitando el éxodo hacia Resistencia y otras ciudades, donde se agrandan los bolsones de pobreza y se vacía a los pueblos y localidades.

El funcionario también dijo que "un párrafo especial merece el aporte de monseñor Sigampa, porque usó las palabras justas sobre la necesidad de tener paciencia, tolerancia, de trabajar con la verdad y con sinceridad en este proceso, evitando protagonismos personales o sectoriales. Como dijo él, ser buenos cristianos y buenos ciudadanos".

"Se dio un paso corto pero fuerte y muy firme, porque la decisión nuestra de hacer esta convocatoria, con tanta apertura y generosidad, fue valorada en general por todos los actores", resumió.

Comentá la nota