Se diluye la posible integración del frente opositor

El ex vicegobernador Fernando Juri y el legislador radical José Cano no se pusieron de acuerdo y está prácticamente descartada la posibilidad de que ambos sectores conformen una alianza.
El cronograma electoral avanza inexorablemente y los tiempos comienzan a apremiar cada vez más para la debilitada oposición en Tucumán.

Las fuerzas que quieran enfrentar al gobernador José Alperovich y sus candidatos,en los comicios del 28 de junio, tienen plazo hasta el próximo martes para confirmar la integración de frentes o alianzas ante la Justicia Electoral Federal, (paso que ya dio el oficialista Frente para la Victoria, el viernes pasado). Al menos hasta ayer, todo parecía indicar que la tan mentada integración de un amplio frente, que integre a los sectores que encabezan el ex vicegobernador Fernando Juri y el legislador radical José Cano, terminaba sucumbiendo ante la falta de acuerdos, no respecto a los proyectos, sino en cuanto a los espacios a ocupar.

Ambos sectores saben que, frente al poderoso aparato del Estado, que ya dio muestras de su potencial en anteriores pujas electorales, la unidad hace a la fuerza.

Sin embargo, también parece predominar en la oposición el convencimiento de que sus posibilidades están limitadas a la obtención de una de las tres bancas en juego para el Senado, la que, por imperio de la Ley Sáenz Peña, está garantizada para la primera minoría.

Vale recordar que, en cambio, para la distribución de las cuatro bancas a diputados en juego se implementará el sistema D`Hont, con lo cual la mayoría puede llevarse la totalidad de los espacios, algo que ya logró el alperovismo en elecciones pasadas.

Al igual que la mayoría de los dirigentes que decidieron participar de las elecciones de junio, Cano y Juri aspiran a encabezar la lista a senadores. Y ese demuestra ser el punto de inflexión que, por ahora, impide la unidad.

"Hay que priorizar el proyecto"

En declaraciones a EL SIGLO, Cano dijo que "hay tiempo para encontrar denominadores comunes y aunar consensos con otros sectores hasta el 9 de mayo, cuando venza el plazo para la inscripción de candidatos".

No obstante, dejó entrever que la falta de acuerdo respecto a las candidaturas representa un fuerte impedimento para la alianza entre su sector y el jurismo. "En la conformación de un frente multisectorial no se puede centralizar la discusión en pos de dos personas. Si hablamos de quitarle senadores y diputados al oficialismo para fortalecer un nuevo proyecto, no se puede seguir discutiendo solamente si la fórmula es Jury y Cano o si es Cano y Juri", sentenció.

El parlamentario radical admitió que, en lo personal, está "dispuesto a acompañar este frente sin solicitar un lugar privilegiado en la lista de candidatos, para aportar desde cualquier espacio, aunque sea como suplente, porque hace falta imponer el proyecto por sobre la dirigencia. El resto, ya no depende de mí", acotó, sin dar nombres, aunque en clara alusión a Juri.

De todos modos, no se puede perder de vista que en el seno del radicalismo impera la acostumbrada interna. El resurgimiento de algunos dirigentes en el marco de una nueva elección, le "pone" pimienta a las discusiones de la Unión Cívica Radical.

Del mismo modo que los espacios aparecen como el primer escollo para el gran frente, en el radicalismo ocurre lo mismo. Tanto que hasta se habló de internas, en una expresión utópica por los tiempos que corren. Los más encumbrados referentes del legendario partido apuestas a un consenso, que no aparece en el horizonte.

¿Ocurrirá lo siempre, que serán los órganos de conducción partidaria, en este caso la intervención, los que tendrán la responsabilidad de nominar a los candidatos?

Más allá de todo ello, se conoció que la UCR continuará avanzando en el armado de un frente con la Coalición Cívica, la Democracia Cristiana, el Socialismo, el MID y los productores autoconvocados.

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota