Un diluvio dejó calles anegadas, barrios sin luz y evacuados

Por la lluvia, muchas calles estuvieron intransitables. Varios sectores se quedaron sin luz y se cayeron tres árboles. Además 16 personas tuvieron que abandonar sus casas. En el pico de la tormenta, llegaron a caer 11 milímetros de agua por hora. Ayer a la noche, ya había cesado la alerta meteorológica

Fueron casi nueve horas donde la ciudad estuvo bajo un diluvio. Entre las ocho de la mañana y las cinco de la tarde de ayer cayeron más de 70 milímetros de agua, lo que provocó que dos familias fueran evacuadas, muchas calles estuvieran intransitables, varios sectores se quedaran sin luz y tres árboles se cayeran.

El temporal que ayer pasó por la ciudad tuvo su pico entre las once y media de la mañana y las tres de la tarde cuando, en promedio, cayeron 11 milímetros de lluvia por hora.

"Se formó caudal de agua muy rápido, lo que presentó dificultades en el escurrimiento tanto de las vías naturales como de las artificiales", le explicó a LA CAPITAL, Aldo Zamudio, jefe de operaciones de Defensa Civil. Y aclaró: "La situación estuvo siempre controlada y todos los organismos que trabajaron durante la alerta respondieron de una manera veloz".

Por los efectos del agua en las horas donde el diluvio golpeó más fuerte, EDEA tuvo que sacar de servicio dos distribuidores y un transformador por lo que se quedaron sin luz los barrios de Punta Mogotes, Puerto, Florencio Sánchez, Colina de Peralta Ramos, Faro, Juramento, Las Avenidas y Nuevo Golf. Además, en esas zonas, dejaron de funcionar los semáforos y el alumbrado. También hubo inconvenientes en Batán. "Fue sólo media hora, se hicieron los cambios correspondientes y el servicio volvió a la normalidad", explicó Carlos Gatiazoro, gerente de Relaciones Institucionales de EDEA.

En las calles, el efecto del agua también se hizo sentir. En los barrios de la zona norte y oeste fue donde se presentaron los mayores problemas. Hubo calles anegadas en Parque Camet, Alto Camet, El Grosellar, Montermoso y Estrada, entre otros. El aeropuerto también fue uno de los lugares donde más agua cayó. De todas maneras, los vuelos no se interrumpieron.

Entre otros sectores, también fueron cortadas las zonas de San Juan y Balcarce; Mariano Acosta y Gascón; Dorrego y Libertad y varias calles del Puerto.

En cuanto al tránsito fue problemático en buena parte de la ciudad. Es que la gran cantidad de agua que cayó junta provocó problemas hasta en las avenidas y circular no fue nada fácil.

Por otra parte, también tres árboles se cayeron en diferentes puntos. Uno de ellos se derrumbó sobre Alsina y Alberti lo que provocó inconvenientes en el tránsito, aunque rápidamente fue retirado. "No se cayeron por el viento sino porque ya estaban deteriorados y no pudieron resistir el peso del agua sobre la copa", le explicó a LA CAPITAL un especialista de arbolado urbano.

Evacuados

Una familia del barrio Alto Camet debió ser evacuada y fue trasladada a la sede de la sociedad de fomento ubicada en Azopardo al 700. También en la zona de Santa Cruz al 700, una mamá y sus siete chicos tuvieron que abandonar su casa, pero se alojaron en lo de un familiar. Hasta el cierre de esta edición, oficialmente estas eran las únicas 16 personas que debieron ser evacuadas.

El Plan de Emergencia

Ayer al mediodía, el Servicio Meteorológico Nacional le avisó oficialmente al intendente Gustavo Pulti que la ciudad estaba en alerta meteorológica. A partir de ese momento, se puso en marcha el plan de emergencia diseñado por la Municipalidad. Las tres Fuerzas Armadas, la Prefectura, los guardavidas, la Policía Departamental, la Secretaría de Desarrollo Social, EDEA, Obras Sanitarias y Arbolado Urbano estuvieron a disposición de problemas que surgieran en distintos puntos de la ciudad.

"Todos los sectores respondieron muy bien y pusieron su máximo esfuerzo para resolver los problemas de manera muy rápida. La situación estuvo siempre controlada", resaltó Zamudio.

Cerca de las seis de la tarde, la lluvia comenzó a parar y desde el Servicio Meteorológico Nacional avisaron que el alerta meteorológica ya había cesado. "El clima va a quedar frío, nublado y pasará de fresco a templado, pero no están previstas más lluvias", le dijo a LA CAPITAL, Ana María Britos, pronosticadora del Servicio Meteorológico.

Comentá la nota