Los dilemas que el "Lole" debe resolver

¿El próximo presidente disfrutará del viento de cola que acompañó a Néstor Kirchner en sus primeros años de gestión, o deberá enfrentar un panorama económico sombrío? ¿Cuál será el mejor candidato para derrotar al kirchnerismo en las primarias y a Julio Cobos en la general? ¿El que resulte elegido presidente podrá gobernar, o estará condicionado por Néstor Kirchner?
Todos esos interrogantes corren a diario por la cabeza de Carlos Reutemann, según confían sus allegados. "No es que quiera mantener el suspenso sobre su candidatura; es que, en serio, todavía no está decidido", agregan personas de su entorno, y cuentan que, aunque prefiere no hablar en público de su eventual postulación, suele discutirlo en privado.

"Yo siempre le llevo los informes de economistas que dicen que en 2011 va a andar todo bien. El se encarga de buscar a los que creen que el panorama se va a complicar", cuenta divertido un miembro de su círculo político. "Es como un juego."

El ex piloto de Fórmula 1 cree que él tiene más tiempo para definirse que el resto de los candidatos, pues no necesitará instalar su imagen de candidato. El dilema de Reutemann se resume en que no sabe si él será el dirigente que el momento histórico requiera, según cuenta otro de sus allegados. "El otro día fuimos a comprar algo a un quiosco, y el chico que atendía le pidió que se postulara y le dijo que era el único que nos podía salvar. Ahí «Lole» me dijo: «¿Ve? La gente quiere un mago»", grafica.

Las preocupaciones de Reutemann también apuntan al margen de acción que tendrá el próximo presidente. "Piensa que Kirchner armará una estructura no estatal para condicionar al próximo gobierno", dice un dirigente cercano al senador.

Comentá la nota