El dilema de Ischia pasa por buscar más fuerza ofensiva

El técnico haría variantes. Duda entre Figueroa y Mouche. El único seguro es Viatri. ¿Palacio al banco?
Cuando Carlos Ischia decidió patear el tablero y apostar al doble "9", ensayó una explicación tan directa como sencilla: "Necesito gol". Por eso apostó a Luciano Figueroa, el atacante que había llegado como saldo del juvenil Fernando Forestieri y no por pedido del entrenador. La sociedad del rosarino con Lucas Viatri tuvo su rédito en Tucumán: Lucho pegó un grito y el pibe de Loma Hermosa, otro. Sin embargo, ante Racing y Gimnasia no hubo explosión en el área. Entonces, el Pelado está pensando en abrir la cancha, en jugar con una referencia de área y volver a confiar en Pablo Mouche. ¿Lo hará, finalmente? En el medio de esta duda, Rodrigo Palacio volvió a aparecer en escena. ¿Irá al banco el domingo, ante Colón, en la fecha decisiva del Apertura?

SDLqEl domingo me tocó jugar un partido muy malo, no obligué mucho a la defensa de Gimnasia y estoy dolido por eso. Pero tengo muchas ganas de revertir la situación el domingo. Soy consciente de que venía haciendo buenos partidos, como fue con los tucumanos y con Racing, pero no se dio", apuntó Figueroa, en la conferencia de prensa que habitualmente brindan los jugadores después de cada entrenamiento. Y apuntó: "No creo que haya sido un partido tan flojo como para perder el puesto. Pero eso lo decidirá el técnico".

¿Se le abrirá, nuevamente, la puerta a Mouche? El pibe estaba atravesando un buen momento hasta que Ischia decidió reemplazarlo después de perder ante Vélez. "Ojalá, yo me tengo fe para jugar", dijo el delantero en el anochecer de Casa Amarilla.

Ese domingo, justamente, fue el último partido de Palacio. Ingresó en el segundo tiempo, jugó aceptablemente y hasta marcó un gol. Sin embargo, en la semana siguiente, volvió a sentir un dolor en la zona abdominal. Al cabo, esa maldita pubialgia que no le permitió tener continuidad durante el segundo semestre. Y el cuerpo técnico, en una decisión consensuada con los médicos, había resuelto pararlo hasta el año próximo. No obstante, hace seis días, en la práctica de fútbol, Palacio jugó para los suplentes y no sintió dolor.

"Estoy mejor, pero no me quiero apresurar. Vamos a ver cómo respondo el jueves, en la práctica de fútbol. Si estoy bien, ojalá pueda ir al banco. Sino, sigo afuera. Porque si me siento mal, es más lo que resto que lo que sumo", afirmó el bahiense, en diálogo con Clarín.

Lo cierto es que el único indiscutible, por ahora, es Viatri. El juvenil es el jugador que eligió Ischia para que Martín Palermo, lesionado, no brille por su ausencia.

El equipo, entonces, tiene dos incógnitas arriba: Figueroa o Mouche para acompañar a Lucas y saber si Palacio estará sentado en el banco junto a Ischia y compañía. ¿Las otras novedades? Jesús Dátolo, quien ya purgó la suspensión, retornará a la titularidad en lugar de Alvaro González en la mitad de la cancha. Y atrás, José María Calvo reemplazará a Claudio Morel Rodríguez, quien fue expulsado en La Plata. A propósito, el paraguayo admitió cierta responsabilidad: "A Piatti ni siquiera lo rocé, más allá de lo que diga (el árbitro Javier) Collado. Pero ahí adentro no medís lo que hacés, son esas milésimas de segundo que reaccionas y después te arrepentís".

Comentá la nota