Se dilata hasta el lunes la salida al conflicto petrolero

Mientras se cumple con la ronda de reuniones, el secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra subrayó ayer que "la continuidad laboral no es negociable" de los casi 2.800 obreros del sector. El lunes próximo habrá otro encuentro entre las partes afectadas por la crisis hidrocarburífera.
Ayer, desde Buenos Aires, el secretario general del gremio petrolero mencionó en diálogo telefónico con este diario que tal como estaba previsto, ayer por la mañana se concretó la reunión prevista entre los representantes de los dos sindicatos, la cámara de emprendimientos de servicios CEIPA y la secretaria de Trabajo, Norma Rial.

"Están arrimando toda la información de las empresas (operadoras) con respecto a los contratistas. Estamos apurados pero con mucha firmeza de reclamo a las productoras", detalló Pereyra a este diario. Y sostuvo que "la responsable directa es YPF" de esta situación.

Agregó que la nueva fecha de encuentro es el lunes para analizar si es factible avanzar en la búsqueda de solución al conflicto porque el marco de la conciliación obligatoria fijó un plazo de diez días. "Estamos avanzando en toda la información, (las operadoras) carecían de mucha información y eso dificultó avanzar en las 48 horas que llevamos negociando. Están evaluando toda la información con respecto a la cantidad de empresas que no pueden pagar salarios, las que deben enero y febrero, las que no hicieron los aportes de la obra social y al sindicato"; aclaró.

Luego dijo que se deberá poner "todo en la mesa para intentar arreglarlo así para el 15 cuando termine la conciliación podemos armar un preacuerdo". Pereyra fue contundente con respecto a la situación de incertidumbre e inestabilidad laboral de los trabajadores del sector petrolero. "Esto no es negociable. Es decir, la continuidad laboral. Tiene que seguir el trabajo de los compañeros y está clarísimo tanto desde nuestro sindicato como desde el de Jerárquico", acotó.

La preocupación por la situación que atraviesa el sector existe en todos los ámbitos, tal como detalló el dirigente. "Todos estamos preocupados, el gobierno nacional, por supuesto nosotros, los trabajadores también. Lo que hay es una firmeza en las dos organizaciones sindicales, para que se pongan las empresas a trabajar y pongan toda la fuerza para producir y cumplir los contratos de concesiones que fueron ampliados los últimos tiempos", manifestó.

Finalmente, especificó que se aguarda avanzar en un camino de solución para que cuando se concrete la reunión -fijada para el 14- con los gobernadores de las provincias de Neuquén, Río Negro y La Pampa, se pueda plantear el tema.

En la órbita del sindicato de Petróleo y Gas Privado existen alrededor de 2.800 empleados afiliados.

Comentá la nota