Se dilata el acuerdo para conducir la CGT local

La disputa por la conducción de la CGT Rosario sumó un nuevo round entre los candidatos Néstor Ferrazza y Marcelo Dainotto. Cuando ayer se esperaba que los dirigentes encontraran una entente durante una cumbre en Buenos Aires con el titular de la central, Hugo Moyano, el encuentro finalmente no se concretó por problemas de "agendas" y se pasó para el lunes próximo.
   La reunión venía presidida por un plenario en el Sindicato de la Carne que tuvo lugar una semana atrás, en el cual la violencia entre grupos de los dos sectores estuvo a un paso de espiralizarse de no mediar la intervención del dueño de casa y directivo de la mesa nacional cegetista, José Fantini, quien intercedió para calmar los ánimos.

   En ese momento se acordó que las partes se reunirían ayer con Moyano, quien se preveía "bendeciría" una fórmula de consenso para transitar una conducción unificada en la central obrera rosarina, un hecho que parece aún no logra alumbrar pese a que de los dos lados aseguran "realizar esfuerzos" para encontrar una salida.

   Desde el sector opositor liderado por el conductor del Sindicato de Camioneros criticaron ayer el "plantón" del actual secretario general de la CGT a la reunión con Moyano, quien pasada las 13 se retiró debido a que tenía que cumplir con un compromiso previo, encontrarse con la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, recién llegado de visita oficial al país.

   Voceros y dirigentes cercanos a Ferrazza minimizaron el "descencuentro" al resaltar que se estableció una nueva reunión con Moyano para la semana próxima, aunque también dejaron trascender el "malestar" por la intransigencia de algunos actores de cerrar filas y exponer a la CGT local a una fractura.

   El sector opositor denominado "Juan Domingo Perón" se reunirá hoy en el Sindicato de Aguas Gaseosas para analizar la situación. El oficialismo también ayer revisaba el escenario.

Comentá la nota