Sin más dilaciones, hoy arranca el juicio a Menéndez

Volverá a ser juzgado por delitos de lesa humanidad. Es por la muerte del subcomisario Ricardo Albareda. Se suman otras dos causas.

No hay que pensar que será un juicio como el anterior, aunque se repita la figura de más peso. Hoy comenzará el segundo juicio de Córdoba por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, y el primero que involucra a integrantes de la Policía.

La otra novedad es que se trata del primer proceso donde se dio la acumulación de causas, tan reclamada por los organismos de Derechos Humanos en la intención de acelerar los procesos y reducir el desgaste de los testigos.

El inicio de las audiencias está previsto para las 9,30 de hoy, aunque desde Tribunales Federales especulan que podría arrancar más tarde. Según lo dispuso el Tribunal Oral Federal Nº1, responsable del juzgamiento, no se autorizará la transmisión en vivo de las audiencia, salvo en la jornada de iniciación, los alegatos y la sentencia.

Se estima que el proceso se extenderá durante unos 45 días, con audiencias los días martes, miércoles y jueves, en dos turnos.

La terribel D2. Si bien el expediente más importante es el de la llamada "Causa Albareda", a ella también se sumarán las nada menos estremecedoras historias narradas en las causas "Morales" y "Moyano", que relatan terribles episodios ocurridos en la sede de la D2, la División de Inteligencia de la Policía, que funcionaba sobre el Pasaje Santa Catalina.

Para los querellantes, el solo hecho de ir contra lo que fue el "aparato de la Policía de la dictadura", ya representa un tema importante. Según Claudio Orosz, abogado de la organización Hijos, la diferencia fundamental con el anterior proceso es que "por primera vez se estará apuntando a la Policía, con todos los peligros que esto significa".

En ese sentido, recordó las vinculaciones que tuvieron los ex miembros del D2 con los gobierno de la democracia, hasta la gobernación de Ramón Mestre. Por eso no dudó en considerar que "sentar en el banquillo al terrorismo de estado policial, y que tuvo que ver con los gobiernos de Córdoba es fundamental", y se aventuró a decir que "va a marcar un antes y un después".

Evaluando las probables alternativas del proceso, se mostró confiado al señalar que "a nivel probatorio son tantos los rastros documentales que han dejado las Fuerzas Armadas y de seguridad en la tarea genocida, que resulta simple probar cómo funcionaba el esquema del D2, bajo directa subordinación de Menéndez".

En la posición de enfrente, similar grado de confianza manifestaba Pedro Leguiza, abogado defensor de los acusados Hugo Cayetano Britos y Calixto Flores. "En realidad creo que en el caso de nuestros defendidos, no tendremos mayores problemas en este juicio", y apuntó a que en el plano "legal y procedimental de la causa no hay pruebas firmes que permitan condenar".

Las defensas se completarán con la labor de los letrados Marcelo Arrieta, Alejandro Cuestas Garzón y Carlos Bustamante. Entre los querellantes, también estará la abogada de derechos humanos María Elba Martínez.

La ficha del nuevo proceso

Imputados. Luciano Benjamín Menéndez, Rodolfo Aníbal Campos, Miguel Ángel Gómez, Hugo Cayetano Britos, Calixto Luis Flores, Cesar Armando Cejas.

Víctima fatal. Ricardo Fermín Albareda. Fue secuestrado, torturado, asesinado y desaparecido.

Víctimas con lesiones graves. Raúl Ernesto Morales, Carlos Jacinto Moyano, Delia Torres de Nieva, Manuel Américo Nieva, Ramón Hugo Guevara, Isolina Tránsito Guevara, Carlos Hugo Antón, Manuel Reynoso, Rubén Gilli.

Testigos. Serán 25.

Comentá la nota