Lo que no se dijo del debate

Pasó el debate y todavía suenan con más fuerza las palabras que se cruzaron los candidatos a senador detrás de cámaras que lo que cada uno expuso desde su coqueto atril en la pantalla.
¿Por qué? ¿De qué se habló en el debate? ¿Con qué contenido se llenaron los minutos, entre grandilocuentes afirmaciones y promesas que en cualquier campaña y con cualquier candidato suenan bonitas? Los que no lo vieron por TV, tienen una segunda vuelta: en LAVOZ.com.ar se puede consultar la desgrabación completa, palabra por palabra, del enfrentamiento político/mediático, un documento que ofrece un sinnúmero de relecturas.

Por ejemplo, se puede descubrir que el verborrágico Luis Juez habla a una velocidad de 204 palabras por minuto y que –como se sospecha– tiene la lengua más rápida del oeste. O que el más lento es Eduardo Accastello (por poquito, es cierto), ese señor que seguramente se aseguró el voto de las madres trabajadoras de Villa María, a quien le dedicó tres párrafos de su alocución.

Pero de los temas que tanto se habla en la Argentina de hoy, poco y nada. Por ejemplo, la palabra "campo" sólo fue mencionada una vez por Ramón Mestre, aunque la realidad agropecuaria haya merecido algunas tibias propuestas de algunos. ¿Del dengue? No me molestes mosquito. ¿De la gripe? Achís. ¿De la presidenta? El nombre "Cristina" no fue pronunciado por ninguno de los cuatro debatientes, ni los que están a favor ni los que están en contra. Eso sí, Juez la llamó "la monarca" o "la presidenta", y Ramón Mestre se refirió a ella como "la presidente", sin ninguna crítica.

Kichner es harina de otro costal, o arena de otra construcción. Doce veces se lo nombró, aunque en una fue para el matrimonio: "los Kirchner".

Tres son o se hacen. De cuatro candidatos en debate, tres son, o se hacen, o fueron, o quieren ser, o quieren dejar de serlo, peronistas. Pero a Perón se lo evocó una solísima vez, en boca de Accastello, que incluyó en el recuerdo a Amadeo Sabattini. Las vertientes de Perón ("peronismo", "peronista") apenas fueron pronunciadas ocho veces, más otras 18 para justicialismo y justicialista... Lo que más cerca estuvo de hablarse de Justicia para Córdoba y el país.

Contrasta, eso sí, con las tres veces que "radicales", "radicalismo" o "UCR" se mencionó en el debate.

Del gobernador Juan Scharetti, casi nadie se hizo cargo. Tres veces lo nombró Ramón Mestre, para pegarle. Dos veces lo nombró Luis Juez, para lo mismo. ¿Nadie saldrá a defenderlo? Ni el Chapulín Colorado.

Otra cosa ocurrió con el ex go bernador José Manuel De la Sota, mencionado cuatro veces en la noche, y todas por el candidato del Frente Cívico.

La soja no se nombró. El trigo, menos. El dengue no tuvo quórum. La gripe fue eliminada por vía oral. ¿Cristina? Silencio para ella. "Inflación", una vez. Aunque Indec se dijo 10 veces... Una vez Mestre mencionó al organismo, y nueve lo hizo Juez en una misma oración (así cualquiera mete 204 palabras por minuto). Uf.

Comentá la nota