"Dijeron que se quería desestabilizar a Carbone, y eso es imposible: por eso no fui a la reunión"

Es la inspectora que no fue a la reunión con el Intendente. Dice que la convocatoria era fabricada: "nadie puede desestabilizar a Anahí Carbone". Es un paso más de la creciente puja entre niveles. Nora Ambrosis, como reemplazo de Irene Erretegui, crispa a sus colegas.
La pelea entre los niveles de primaria y de secundaria dio otro paso este lunes cuando la inspectora de primaria Graciela Fittipaldi salió al ruedo para explicar por qué no fue a la reunión del viernes de sus pares con el intendente José Eseverri: "la convocatoria se hizo para oponerse a un supuesto intento de desestabilización de la jefa regional Anahí Carbone, y eso es imposible, porque nadie puede desestabilizarla".

Fittipaldi salió así al cruce del grupo de inspectoras que el viernes fueron a respaldar a Carbone ante el intendente José Eseverri. El mandatario les explicó que la funcionaria nunca estuvo en duda, y que jamás pensó en poner a Nora Ambrosis como reemplazo en el cargo.

Pero ese día quedó en claro que las inspectoras no quieren ver de nuevo a Ambrosis con un cargo. Y menos después de que la inspectora, haciendo gala de diplomacia y cintura política, concurriera a la Escuela Nº 79 de Loma Negra para asegurar allí que ese nivel no se cierra para dar paso una secundaria. Es decir, para dar por tierra con lo que quiere un grupo grande del sistema educativo local.

Fittipaldi le dijo a infoeme.com que "hay tres razones por las cuales no fui a esa reunión. La primera, porque me parece que Anahí Carbone está haciendo bien las cosas y su cargo no está en duda. Sé quién es, compartimos espacios en otros distritos y la reconozco como una militante con vocación por la educación, y nadie la había puesto en duda. Segundo porque si le quiero dar mi apoyo y mi respaldo, se lo doy personalmente cuando voy a Azul, sin tener que hacerlo público de esta manera. Y tercero porque estaba de licencia, pero aunque no hubiese estado no iba".

La docente, una de las cinco de primaria y par directa de Nora Ambrosis, aseguró que no coincidía con la convocatoria del viernes pasado porque el llamado "que se hizo desde la unidad de calle Rivadavia (Jefatura de Inspección), y el mismo jueves hubo una reunión entre las cinco inspectoras de primaria (una de ellas Ambrosis) donde quedó en claro quiénes iban a ir a la reunión con Eseverri y quienes no, y por qué".

Fittipaldi (a la sazón la primera inspectora que sale a poner la cara para dar su posición en un conflicto que estalló alrededor del posible cierre de la Escuela Nº 13 de Sierra Chica y amaga con amplificarse) dijo que la convocatoria "se hizo asegurando que había un intento de desestabilización de Ambrosis, y se indicaba que era una posible movida de Nora Ambrosis, lo cual es imposible: el intendente José Eseverri tiene el poder necesario para poner y sacar a quién quiera".

La nueva escalada, que derivó en la reunión de más de diez inspectoras de la región 25 con el intendente José Eseverri, comenzó cuando el Municipio envió a Nora Ambrosis a una reunión de educación distrital, como representante comunal.

Ambrosis actúa como suplente de la jefa distrital de Educación Irene Erretegui, quien está con licencia pero probablemente ya no vuelva al cargo.

Comentá la nota