Lo que dijeron Gioja y Basualdo en el recinto

Dos de los tres senadores sanjuaninos expresaron ayer su posición frente a la ley de medios en el recinto de la Cámara alta, y aunque uno es oficialista y el otro opositor, coincidieron en que ésta era "una ley importantísima.
Roberto Basualdo Producción y Trabajo y César Gioja, FpV, hablaron a las 12 y a las 19:07, respectivamente. Mientras, que Marina Riofrío sólo pudo dejar su discurso por escrito ya que, por la cantidad de oradores, debió resignar su presentación.

"Esta ley es realmente importante y necesaria. Importante porque los medios de comunicación hoy están participando de toda la vida de la comunidad. Los tenemos en la casa, en el cine, en las salas de espera. Humberto Eco, que citó la senadora de San Luis, decía lo que no está en la pantalla no existe. Creo que esto es realmente cierto y por eso esa ley es importante", afirmó el senador Gioja, al remarcar el "pluralismo cívico" del proyecto.

"Yo creo y estoy convencido que esta es una buena ley. Este proyecto no está en contra de nadie, no lo planteamos como una lucha por el control y el poder sino por el contrario, como un mecanismo legal que permite la pluralidad, que impide la concentración de los medios por parte de nadie, cosa que entendemos beneficia a toda la sociedad y que es importante en la construcción de una democracia estable y fundamentalmente participativa".

"Vengo y represento a la provincia de San Juan que es la cuna de un gran patriota, de un hombre que escribió y fundó muchos diarios, que defendió la palabra, que se enfrentó a los poderes y que supo de persecuciones, pero que supo con dignidad plantear que las ideas no se matan, no se cambian, no se juzgan y que e función de esa tradición entendiéndolo a Sarmiento como tal afirmo que voy a votar en forma positiva este proyecto que hoy se trata, concluyó, César Gioja.

Por su parte, Roberto Basualdo consideró que, a medida que tomaba contacto con radios grandes y pequeñas de San Juan, con el sindicato de prensa, el sindicato de televisión, comprendió que estaba ante una "ley importantísima" y que "tenía mucho que escuchar, mucho que aprender".

"Tenemos la oportunidad histórica de ponernos de acuerdo en una buena ley. No decir: Vencí con esta ley, logré lo que yo quería." No, hay que lograr lo que le sirva al pueblo", dijo.

De todos modos, dijo que el hubiera gustado que la autoridad de aplicación fuese la Corte Suprema y contó una historia particular para criticar a los monopolios, especialmente los provinciales que consideró "más peligrosos" que los monopolios mediáticos privados por el "manejo discrecional que hacen de la publicidad estatal".

Para graficar lo dicho, Basualdo contó que en marzo de 2003 contrató y pagó por anticipado publicidad callejera para la campaña electoral -se votaba en agosto- pero en junio, cuando pidió al publicista que le diagrame los carteles la agencia de publicidad le dijo: "no podemos poner tus afiches".

"Me ofrecieron devolverme el dinero de la publicidad que había pagado, del creador de la idea y el dinero del afiche. Pregunté por qué y me dijeron que era porque un funcionario dijo que no se podían poner más afiches de la oposición"

Comentá la nota