Dignidad y Vida Sana cobrará por tonelada de residuos reciclados

El Concejo Municipal, en su sesión de la víspera, le dio el visto bueno al proyecto de que se efectivice un pago por tonelada de basura reciclada. La iniciativa se aprobó aunque sin el apoyo de los ediles del Frente Progresista.
Los clasificadores de residuos de la Asociación Dignidad y Vida Sana que trabajan en el relleno sanitario de la ciudad recibirán un canon por tonelada de basura recuperada similar al que se liquida y abona al servicio de disposición final. Así lo determinó el Concejo Municipal, en la sesión de anoche, a través de una iniciativa presentada por la edil justicialista María Lastra con el acompañamiento de sus pares Rubén Mehauod, Jorge Kiener y Alejandra Obeid.

Al momento de la votación los concejales del Frente Progresista Cívico y Social manifestaron su voluntad de abstenerse aunque no justificaron la decisión.

El texto de la norma se refiere a la asociación y a "cualquier otra organización no gubernamental o microemprendimiento con personería jurídica que se dedique a la recuperación de materiales provenientes de los residuos sólidos urbanos".

A su vez se indicó que el Ejecutivo realice las modificaciones de partidas presupuestarias para cumplir con lo dispuesto y gestione ante el ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de la provincia fondos de programas nacionales o internacionales destinados a concretar proyectos relacionados con la conservación y protección del medio ambiente.

Justo reconocimiento

Ante el atento seguimiento por parte de integrantes de la asociación que se ubicaron en la barra durante la sesión, María Lastra se refirió al trabajo que se hace en la planta y a la sanción.

"A nuestro juicio es una tarea poco valorada pero no porque no es muy visible es poco importante. Es un acto de justicia porque nadie puede hablar de una política seria del cuidado del medio ambiente si no se respeta la tarea de los recuperadores de la basura", mencionó.

A su vez señaló que los clasificadores "lograron organizarse con mucho empeño, dignidad y con dificultades pero a pesar de eso siguen defendiendo el camino elegido para salir de la marginalidad".

Antes de retirarse del recinto la presidenta de la Asociación Dignidad y Vida Sana, Josefina Morales, manifestó su satisfacción por la aprobación de la ordenanza.

"Somos 110 trabajadores repartidos en tres turnos y tenemos una familia a cargo. Actualmente no cobramos un sueldo sino que vendemos lo que se acopia y sacamos una mensualidad de 250 pesos cada uno y recibimos la ayuda social de la provincia de 300 pesos", comentó.

Según declaró Morales, hoy en la planta se reciclan entre 70 y 100 toneladas mensuales de papel, cartón, vidrio, plástico y metal. "Hace 12 años que trabajamos en la asociación y nunca fuimos reconocidos como trabajadores ecológicos, ese es nuestro pedido. No pretendemos equipararnos con la empresa de recolección formal pero si ser reconocidos por lo que hacemos", aclaró la presidenta.

La prensa también la consultó por la presunción de que el intendente vete la norma ante la abstención de los concejales oficialistas. "Hoy estamos contentos por ésto que logramos, no queremos pensar en otra cosa, esperamos que siga así", respondió.

Comentá la nota