La dignidad del baile árabe

El secretario de Cultura de la Fearab denunció en el Inadi a los dirigentes Soledad Recio y Mario Rodríguez. "Su caballito de batalla es la odalisca", dijo Néstor Suleiman, quien criticó: "Asimilan nuestro folclore con la corrupción".
El secretario de Cultura de las Confederación de Entidades Argentino-Arabes de la República Argentina (Fearab) presentó el viernes a última hora una denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) contra los dirigentes de UPCN Pami, Soledad Recio y Mario Rodríguez. Es otro coletazo del desplazamiento de Eduardo Elizalde como interventor de Pami a raíz del brindis de fin de año que se realizó el 29 de diciembre en la delegación 9ª. "Dijeron en declaraciones públicas que el baile folclórico árabe forma parte de un acto de corrupción. Aparentemente, para ellos, el baile árabe es un baile corrupto. Que vayan y aclaren en el organismo que corresponde un hecho de discriminación. Porque para ellos el caballito de batalla es la odalisca", indicó el denunciante, quien aclaró que la bailarina que participó del brindis "en el marco de un trabajo previo" con los centros de jubilados y Elizalde, forma parte de un grupo folclórico y no es "una odalisca".

La denuncia indica que "la denunciada (Soledad Recio) capturó fotos con su celular que luego aparecieron colgadas en la página web del Diario La Capital de Rosario bajo el título "Odaliscas y fiesta bacanal en el Pami Rosario". Distintos medios periodísticos, a su vez, tomaron esta noticia que está firmada anónimamente por Mirta Perez". Suleiman cuestiona sobre todo las declaraciones de los dirigentes gremiales, y además, pide que el sindicato UPCN aclare si tiene la misma posición que sus dos representantes de Pami. "Declaraciones posteriores del segundo denunciado (Mario Rodríguez) vertidas en el mismo periódico en fecha 11 de enero 2009, página 11, dice: 'Con la foto que sacó una compañera demostramos que la corrupción estaba allí, en el baile' (?)". (El signo de pregunta forma parte del texto de la denuncia presentada por la misma página web del Inadi).

El brindis del 29 de diciembre provocó la separación del cargo de Elizalde, y la apertura de un sumario. Pero el diputado nacional, y jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, salió a defenderlo, y pidió que sea restituido en su cargo, el viernes pasado. Esa misma noche, Suleiman recurrió al Inadi.

El representante de la cultura árabe indicó en la denuncia que "estas actitudes y manifestaciones constituyen flagrante acto discriminatorio hacia la Colectividad Argentino Arabe y constituyen un verdadero ataque a los derechos humanos y constitucionales que son pilares en un Estado de Derecho". Por su parte, la delegada del Inadi en la provincia de Santa Fe, Stella Vallejos, puso la atención en esta denuncia.

En contacto con Rosario/12, Suleiman amplió: "Nuestros grupos de danzas participan en lo que tiene que ver con la extensión comunitaria de la Fearab en escuelas, hogares de ancianos, y organizaciones de jubilados. Lo veníamos haciendo desde hace tiempo y a partir de un contacto con el doctor Elizalde queríamos articular este servicio que brindamos ad honórem para que el Pami nos dijera en qué lugar es necesario que vaya nuestro grupo de danza". En el marco de esas conversaciones, la Fearab envió a "algunas bailarinas de un grupo folclórico para que amenizara el brindis". El enojo de Suleiman es que "vinculan a la danza árabe como una expresión de la contracultura, como si fuera una danza típica de algún lugar nocturno y hay una reiteración de esta acusación, o de este vínculo de la danza árabe con la corrupción a partir de una declaración de Rodríguez".

Suleiman expresó que "hay un hecho de discriminación bien claro, al estigmatizar la danza árabe como inmoral". Y afirmó: "Como bien dijo el diputado (Agustín) Rossi, si hubiera sido una bailarina de un ballet español o de otro origen, ¿hubiera pasado también lo que pasó? ¿hubiera sido la acusación y la discriminación de la misma manera?".

Comentá la nota