Difundirán fotos de las torturas en la era Bush.

Las revelará la Casa Blanca en mayo.
La presión aumenta: ahora que hay pruebas que confirman el uso de torturas en Estados Unidos, empiezan las demandas judiciales de prisioneros que aseguran haberlas padecido y que quieren una "justa" reparación por el daño sufrido.

Pero es más que probable que, en los próximos días, tanto la catarata de demandas como la presión social para que el gobierno de Barack Obama abra "comisiones de verdad" sobre violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de su predecesor, George W. Bush, sea todavía mucho mayor.

Ya no son sólo las 600 páginas del informe del Senado en que se responsabiliza a funcionarios de Bush por el uso de torturas. Ahora se prepara la difusión de miles de fotos en las que se da "escalofriante detalle" de la aplicación de prácticas aberrantes en varias prisiones norteamericanas.

Así lo reveló la Unión para las Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por sus siglas en inglés), cuyas autoridades aseguraron tener una promesa de Obama para hacer público ese documento gráfico el próximo 28 de mayo. Algunas de las imágenes, sin embargo, ya circulaban ayer.

"Hay muchas pruebas visibles como para demostrar que el abuso despiadado no era la excepción, sino la norma", dijo uno de los abogados de ACLU, Amri Singh.

Fuentes del Pentágono confirmaron que hay "cientos de fotos" que podrían ser difundidas.

Hasta ahora, no hay evidencia de que Obama vaya a abrir comisiones de verdad. Pero hay quienes empiezan a sospechar que, con la luz verde para la difusión de documentos reservados, su mismo gobierno aumenta la hoguera de presiones en esa dirección.

Comentá la nota