Difunden recomendaciones para prevenir la bronqueolitis.

Desde la Secretaría de Salud de la Municipalidad de la Capital brindaron ayer recomendaciones para prevenir la bronqueolitis. Esta es una patología respiratoria que afecta a los bebés.
Como primera medida de prevención, se recomienda evitar el contacto cercano de bebés, en especial aquellos menores a los seis meses de vida, con personas enfermas o que estén portando algún resfrío o bronquitis.

Además, existen factores protectores como la lactancia materna, que es fundamental para el niño, no fumar cerca de él y mantener los ambientes libre de contaminación o ventilados permanentemente. Un niño bien alimentado, especialmente a pecho, tiene disminución de riesgos de contraer una complicación si padece bronqueolitis.

Una vez enfermo, el bebé empieza a tener tos, puede aparecer fiebre, mucosidad en la nariz y dificultades respiratorias. Estás dificultades, si se incrementan con las horas pone en riesgo de muerte al niño, si no se consulta a tiempo con un médico.

La secretaria de Salud de la comuna, Silvia Fedeli, advirtió que "hay que estar alerta ante los síntomas, además la agitación y el movimiento brusco que hace el bebé con la pancita con los bronquios es porque no tiene la suficiente fuerza muscular para la entrada del aire".

También, explicó que la falta de aire, provoca un agotamiento en los niños que provoca que duerma demasiado o que llore mucho, puede haber un rechazo a alimentarse, porque se agita mucho y se agota. "En caso de que esto se agrave, puede aparecer un colorido pálido violáceo en los labios y en las uñitas"; agregó. Remarcó que no es necesario llegar esas circunstancias para que llevar al bebé a un doctor, ya que puede estar necesitando de oxígeno.

Por otra parte, se refirió a que se debe evitar tener braceros dentro de la habitación, ya que estos disminuyen el aire y favorecen el empeoramiento de la bronqueolitis.

Finalmente, en cuanto a los adultos, que padecen otro tipo de patologías en este periodo del año, como ser rinitis, bronquitis o angina, destacó que "deben tomar las mismas medidas de todos los años, en especial lavarse frecuentemente las manos, más aún si tienen contacto con bebés", y que en caso de que la enfermedad se prolongue por más de siete días, deben consultar a un especialista, ya que puede estar necesitando de un antibiótico.

Comentá la nota