Se dificultan las tareas para reponer energía en la toma de agua de Miguel Lanús

Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA) enfrenta serios inconvenientes para reponer el servicio de energía eléctrica en la toma de agua de Miguel Lanús, que se encuentra rodeada de agua y a dos mil metros de la costa por la crecida del Paraná, por lo que la línea de energía que alimenta a la planta se encuentra en una situación altamente vulnerable con postes en el agua, los que además fueron afectados por los temporales.
Las cuadrillas técnicas de EMSA e incluso el personal de Samsa sólo pueden llegar hasta el lugar en botes, situación compleja en la jornada de ayer por el oleaje del río, que dificulta y vuelve en extremo peligrosa a la tarea.

En horas de la mañana, un extremo de la línea sufrió un desprendimiento que terminó incendiando uno de los postes, y se hace imprescindible su recambio, aunque en estas condiciones el trabajo resulta imposible, según consignaron los técnicos. Las cuadrillas están a la espera de que el oleaje se calme para proceder a la reparación, hecho fortuito que podría demandar más tiempo.

La línea que alimenta a la toma de agua debe ser relocalizada, aunque la crecida del Paraná y el mantenimiento de la actual cota tampoco facilitan la cuestión, máxime si el terraplén que en épocas normales llevaba hasta las instalaciones sigue estando bajo agua.

Comentá la nota