Las dificultades del traslado y los proyectos de urbanización

Los principales asentamientos son los de la villa de Vértiz, Villa Evita, algunas zonas del barrio Las Heras, Beruti y 180, un sector de Jorge Newbery y la villa del estadio mundialista.

El secretario de Gobierno, Marcelo Artime, dijo que los principales asentamientos de Mar del Plata son los de la villa de Vértiz, Villa Evita, algunas zonas del barrio Las Heras, Beruti y 180, un sector de Jorge Newbery y la villa del estadio mundialista.

"Algunos están en tierra privada y otros en tierra fiscal. En Mar del Plata, aproximadamente el 70% de los asentamientos están en tierra privada, lo cual hace más difícil resolver su situación", aseguró a LA CAPITAL, y adelantó que el gobierno municipal analiza "cuáles pueden ser urbanizados".

Artime afirmó que la tendencia que hay en Latinoamérica es urbanizar los asentamientos, no erradicarlos. Explicó que las relocalizaciones, si bien otorgan una casa nueva a los habitantes de los barrios precarios, suelen despertar rechazo en los nuevos vecinos y desarraigo en quienes se mudan. "A veces no se produce la inclusión que buscamos", indicó.

El funcionario puntualizó que "hay herramientas administrativas y legales para generar escrituraciones" en los asentamientos ubicados en tierras fiscales. "La ley provincial de hábitat da un montón de herramientas para avanzar en la mejora de esos lugares", subrayó.

"La nueva metodología es la urbanización de asentamientos. En la medida de lo posible, cuando hay tierras aptas para que esa gente se quede, se mejora el asentamiento y la calidad de vida sin el desarraigo y los rechazos que generan una erradicación", agregó.

Para eso se necesita dotar al lugar de toda la infraestructura necesaria, mejorar el entorno con espacios verdes y, en algunos casos, ampliar las viviendas para evitar los hacinamientos.

"Lo que se hace es mejorar el barrio para integrarlo a los de alrededor. Se busca que se parezca cada vez más al de al lado. Y eso, desde lo territorial y lo físico, te da integración social", destacó.

Artime detalló que en la villa de Vértiz viven unas 800 familias y en Villa Evita, 300. Pero estableció una diferencia: "En Villa Evita es absolutamente posible la urbanización. De hecho hay dos ordenanzas de mi autoría que dan las herramientas para hacerlo. En cambio, la villa de Vértiz está situada arriba de la vía. Sería imposible conservarla en el mismo lugar. Lo que se puede ser es urbanizar en terrenos cercanos. Y hay que seguir analizando el resto de los asentamientos para ver cuáles tienen la posibilidad de ser urbanizados y cuáles no".

Un caso inverso fue el de la villa de Paso, cuyos habitantes fueron relocalizados en otros barrios porque era difícil pensar en un integración en el mismo sitio. "Los estándares de alrededor eran demasiado altos para que se produjera una integración", explicó Artime. Ahora sólo falta que "unas pocas familias" se muden para terminar el proceso.

El secretario de Gobierno viajará a Brasil en las próximas horas para reunirse con el arquitecto argentino Jorge Jáuregui, que realizó buena parte de las intervenciones urbanas en asentamientos de Río de Janeiro.

"Voy a tener dos o tres días de trabajo con él para tratar de ir avanzando en que Mar del Plata tenga un asesoramiento de primer nivel en lo que tiene que ver con la experiencia de urbanizar asentamientos", anunció.

Coment� la nota