Dificultades para conseguir combustibles

Algunos días de la semana pasada se dificultó conseguir gasoil, se trataría de un problema de agilizaciones en el reabastecimiento. El pasado jueves, día en que hubo una densa niebla, recién se consiguió después de las 10. Según indicaron a EL LIBERTADOR algunos playeros de distintas estaciones de servicios, "la provisión se retrasa porque desde la planta en Barranqueras no permiten que los camiones salgan a la ruta cuando las condiciones climáticas pueden generar riesgos".
Conseguir combustibles la mañana de un día hábil después de un fin de semana largo o un feriado comenzó a ser un problema para muchos motoristas de la Capital provincial, es que el reabastecimiento suele demorarse y en algunos casos las estaciones de la línea YPF recién promediando la mitad de la mañana vuelven a tener todos los productos.

"La demanda en algunas oportunidades supera lo que se tiene de reserva y si las condiciones climáticas pueden significar algún riesgo para los camiones que transportan el combustible desde Barranqueras, retrasan su partida", explicó un empleado de una estación de servicio.

El combustible más difícil de conseguir suele ser el gasoil. "La demanda ha decaído, el parque automotor de gasoil también se ha retraído, por lo que es el último que llega a los surtidores, eso es lo que genera que algunos automovilistas se encuentren con la faltante", indicó otro playero.

Un grupo de remiseros consultados por EL LIBERTADOR manifestaron que "sobre todo a quienes iniciamos el día por las mañanas temprano tenemos dificultades para conseguir naftas de YPF, por lo que tenemos que tomar nuestros recaudos, como por ejemplo cargar la noche anterior". Lo cierto es que las líneas más económicas en combustibles son las más difíciles de adquirir.

BAJA

RENTABILIDAD

Faruk Jalaf, presidente de la Cesane de Misiones, ayer en dialogo radial con Domingos de Revista indicó que continúa la crisis del sector por la baja rentabilidad y que en la vecina provincia de Misiones se cerraron ya cuatro estaciones de servicio. Por otra parte, insistió con la acentuada diferencia que existe entre las provincias del interior y Buenos Aires respecto de los costos tanto de energía, gas y combustible

"En Misiones se paga un 25 por ciento más caro el combustible", sentenció el titular de la cámara que nuclea a las estaciones de servicio de Misiones, Faruk Jalaf.

En ese sentido remarcó: "Nosotros desde el interior del país somos los más pobres y somos los que tenemos la energía más cara porque a pesar de que tenemos tan cerca la represa Yacyretá nos cobran más caro que en Buenos Aires y así también el combustible y el gas".

"Nuestros reclamos llevan ya muchísimo tiempo y realmente han caído hasta ahora en saco roto y el problema más grave es que las estaciones de servicio siguen cerrando", enfatizó.

Respecto de esos reclamos comentó que "históricamente venimos pidiendo es que esos aumentos que vienen habiendo progresivamente sea para el sector del combustible, porque eso que aumentaron no nos llega ni al 2 por ciento a las estaciones de servicio".

"A nosotros nos pasan nada más que dos centavos y somos los que pagamos los platos rotos porque los dueños de las estaciones de servicio son los que mas padecen esta situación y no las petroleras ni el Estado", dijo.

Comentá la nota