La dificultad de conseguir terrenos

Aunque el presupuesto provincial para 2009 llegó con el convenio firmado con Nación para la construcción de 6.000 viviendas -a razón de 2.000 por año-, "la capacidad operativa" en La Pampa no alcanza para esa cantidad.
Así lo reveló el vicegobernador Luis Alberto Campo, en un acto del que participó en la localidad de Ingeniero Luiggi, donde el ONABE entregó y modificó el destino de terrenos que correspondían al Estado Nacional.

Campo destacó que pese a la crisis en nuestra provincia "en general estamos bien, al menos desde el punto de vista social y presupuestario. Tenemos algunos conflictos por intereses propios de los trabajadores pero en la Provincia tenemos buenas conducciones gremiales que reconocen que el dinero de las reservas no hay que utilizarlo para sueldos sino para obra pública y lo que ellos pretenden es sentarse en una mesa de diálogo y comenzar a trabajar sobre puntos que los convenios no han resuelto", analizó.

No obstante expresó sus dudas en caso que la economía entre "en un proceso recesivo. No vamos a recaudar tantos impuestos a las ganancias, porque por ejemplo el productor está sembrando sin fertilizante con lo que el rendimiento va a ser menor. Se cayeron los valores internacionales y todavía tienen la retención por lo que hay que colaborar para ver como esa situación en el tiempo se mitiga, con lo que no va a ser un gran generador de impuestos", reveló.

Mano de obra y terrenos.

Más adelante el vicegobernador hizo referencia a que está previsto -por un convenio con Nación- construir en La Pampa 6.000 casas en tres años. "Hay que hacer 2.000 por año y La Pampa tiene capacidad operativa para 1.300 ó 1.400, con lo que habrá que buscar los medios para llegar a las 2000. Otro punto importante es conseguir los terrenos por parte de los municipios que hoy no todos tienen".

Aún así Campo aventuró que "el futuro es bueno, el mundo sigue demandando y somos productores de alimentos. Hay que aplicar la inteligencia para que la producción se triplique, habrá que pensar en algún momento en cambiar la retención e incentivar la producción porque hay un elemento poderoso que es el crecimiento económico y poblacional de China, India y Africa".

El futuro.

Pero después pareció volver sobre sus pasos al señalar que "si no hay una reactivación del mercado financiero mundial, donde los principales bancos puedan otorgar créditos vamos a tener problemas. De hecho se frenó la economía, la inflación está siendo negativa, por lo que hay que volcar dinero para hacer obra pública y tener gente ocupada. Tenemos que pensar como levantamos el proyecto productivo para un proceso de venta a futuro que es inevitable. Hoy corremos riesgos, Paraguay ocupó el mercado de carnes que Argentina tenía en Chile, Brasil es una de las potencias del mundo y solucionó el problema de alimentos internos con mayor producción aunque debemos admitir que la clase humilde de Brasil no es la misma clase humilde de Argentina. Y sobre todo la Provincia de La Pampa es muy distinta al resto de las Provincias. La Argentina no está mal, tiene reservas en el Banco Central, ha logrado frenar el dólar, no tenemos inversiones extranjeras lo que nos indica que no va haber extracción de dólares del mercado, el panorama a mediano plazo es que si no ponemos inteligencia será complejo".

Comentá la nota