Dificil situación para el transporte.

Alberto Rosiano de "Transporte Bragado" nos brinda un panorama de como se encuentra el sector.
Alberto Rosiano es el titular del Centro Transportista Bragado, que tiene sus instalaciones en Ruta Nacional N 5 Km 210.

Con él dialogamos sobre la situación del transporte de carga que está atravesando uno de sus peores momentos y a tal punto que algunos de ellos habrían tomado la decisión de solicitar algún subsidio para poder pagar el medio aguinaldo a sus empleados.

Tal pedido de subsidio no es el caso de Rosiano, expresó a Bragado es Noticia, "pero hemos llegado a un acuerdo con la gente que trabaja en el lugar y lamentablemente dada la situación que vivimos hay gente que nos dejará de acompañar por este año porque los ingresos que estamos teniendo no alcanzan para mantener a nuestros empleados.

Expresó que es una realidad que nadie la desconoce ya que todas las empresas están pasando por lo mismo.

Más adelante, indicó que ya se comenzó a pensar en los meses de marzo-abril del 2010 "que es la época de cosecha de soja. Hoy estamos en una realidad muy dura, estamos con trabajo cero y hay mucha gente del transporte que ha parado sus camiones y por lo tanto han tenido que bajar los choferes de los mismos...".

HAY QUE TOMAR DECISIONES

"Debemos tomar decisiones, ya no hay tiempo para discutir-dijo Rosiano- pero vamos a seguir en este camino, estamos en este ámbito y veremos donde llegamos pero hay una realidad que nos complica y tendremos que esperar hasta marzo del próximo año, pero seguramente muchos de nosotros por no tener trabajo vamos a quedar en el camino".

LA SEQUIA TERMINO DE COMPLICAR LAS COSAS

En otro tramo de nuestra charla con Rosiano, indicó que la problemática comenzó con el conflicto entre el campo y el gobierno nacional, jamás resuelto, hecho del cual el transporte salió tremendamente perjudicado.

Recordó que se estaba en un muy buen momento, "y mirando que se aproximaba un futuro enorme, y en 10 días se derrumbó todo. Este fue el punto dec la debacle y en donde el sector transportista comenzó a caer.

Indicó que el tras el conflicto entre el campo y el gobierno se sumo la sequía "que perjudicó aún más las cosas terminando de completar lo que fue dos años muy malos para nosotros".

Remarcó que la necesidad de que llueve mucho es la única forma para que el sector salga a apostar para recuperar las pérdidas siderales que ha tenido.

Comentá la nota