Difícil panorama presupuestario para la Defensa Pública.

Difícil panorama presupuestario para la Defensa Pública.
El titular del Ministerio Público de la Defensa, Arnaldo Hugo Barone, trazó un difícil panorama para este año en materia presupuestaria, ya que dijo, aún falta cubrir varios puestos claves dentro de la estructura del área, pero los concursos fueron suspendidos, por lo que en algunos casos se deberá recurrir a contratar abogados de la matrícula.
Barone sostuvo que «el recorte es de tal magnitud, que no sólo afecta cargos de 2009, sino que retroactivamente, está afectando el presupuesto 2008», y al respecto afirmó que «tengo suspendidos concursos para 8 cargos del presupuesto del año pasado, que estaban en vías de ejecución».

Según explicó, se trata de cargos esenciales como defensores y asesores, y más allá de tener suspendidos los concursos internos, también están suspendidos aquellos concursos que dependen del Consejo de la Magistratura, a excepción del lugar vacante por la partida de Mónica Rodríguez en Trelew, que «es el único cargo que continúa su proceso de elección, recién para dentro de cinco meses».

Trazando un panorama provincial, Barone dijo que «el cuello de botella lo tenemos en Puerto Madryn, donde hay déficit tanto en defensores penales como civiles», en tanto que en Trelew también es grave, «porque hay dos defensores menos, Mónica Rodríguez, y Omar López, que fue asignado a Esquel».

CAUSAS PESADAS

Lo que agrava la situación, dijo el defensor general, es que además deben asignarse varios abogados a causas importantes, como la del blindado, donde se asignaron tres defensores en diciembre, cuando «al mismo tiempo estaba la Megacausa, donde ahora tenemos tres defensores».

Según indicó, «están a punto de iniciarse causas muy pesadas donde tenemos una carga laboral muy importante, y no sé cómo vamos a hacer». Por ese motivo, dijo que reenvió por tercera vez un presupuesto al STJ, «sin crecimiento de la planta de personal, porque un 30% de aumento en el rubro personal, se lo lleva el aumento que votó la Legislatura a fin de año».

Finalmente, Barone coincidió con Panizzi en que con el presupuesto del año pasado, y con un aumento de sueldos muy importante, los recursos llegarán sólo hasta septiembre, pero mencionó que una facilidad de la defensa que no tiene la fiscalía, «es la de contratar abogados de la matrícula por determinado tiempo para atender una causa específica», con la salvedad de que se deberán afrontar los contrato.

Comentá la nota