Difícil gestión para subir a Nebreda a lista PJ

En la UEPC creen que la sindicalista no aceptaría el ofrecimiento.
La titular de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Carmen Nebreda -una dirigente filo-kirchnerista- que fue tentada para ser la segunda en la lista de candidatos a senadores por el Partido Justicialista de Córdoba detrás de Eduardo Mondino, realizará hoy una serie de consultas con los gremios, aunque fuentes de su gremio tienen dudas de que finalmente acepte.

Según estas mismas fuentes, Nebreda "aprovechará el día de hoy para reunirse con dirigentes gremiales para buscar respaldos para su postulación", razón por la que ayer no contestó ni por sí ni por no al ofrecimiento.

Claro está que las posibles candidaturas, ya sean de Mondino como de Nebreda, deberán ser aprobadas por el Congreso Provincial del partido que se reunirá entre el 20 y fin de mes, tal como lo señaló el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, coordinador del peronismo local.

A diferencia de Mondino, cuya postulación desató una andanada de críticas principalmente de los sectores peronistas kirchneristas, la de Nebreda podría complicar en el futuro la relación de la titular de la UEPC con el gobierno provincial, en especial a la hora de discutir salarios (esto en caso de no alcanzar con los votos la banca en el Senado de la Nación).

Nebreda compartió cartel con Cristina Fernández de Kirchner cuando ésta cerró la campaña con un acto en el complejo Feriar, y firmó una solicitada desde la CGT adhiriendo a las políticas del Ejecutivo nacional hacia el campo, acciones que le marcaron un indeleble sello filo-kirchnerista.

Pese a las gestiones contradictorias de fogonear a Nebreda en una lista que aparezca impoluta de elementos K que irriten el voto del campo, pocos son los que creen que esta incorporación sea suficiente para frenar los embates del kirchnerismo contra la posible candidatura de Mondino.

Este último fin de semana, tanto el diputado nacional Alberto Cantero, como el secretario de Transporte de la Nación, denunciaron la «proscripción» de dirigentes kirchneristas en el armado de la lista del PJ oficial.

Consultado un alto dirigente del justicialismo aseguró que "no se barajó el ofrecimiento a Nebreda como una prenda de unidad debido a que no hay contactos con la Casa Rosada".

"La idea es encontrar una mujer que sea compañera de fórmula, que sume votos propios con un perfil progresista en un sector social como es el de los docentes que son clase media", confirmó la fuente consultada.

Días pasados Schiaretti definió los tres ejes de la campaña del PJ local, pronunciándose por la baja en las retenciones, la defensa del aparato productivo y una nueva ley de coparticipación, estrategia que obraba de escudo para evitar incluir a dirigentes demasiado ligados a los Kirchner en las listas del peronismo. Al parecer con Nebreda como coequiper, a pesar de su afiliación K, las generales de la ley no la comprenden.

Aunque no está definido si Nebreda aceptará, lo más cerrado que puede enunciar hoy por hoy el PJ de Córdoba es el tramo de la boleta de senadores, ya que en la de diputados todavía no hay nada claro y lo único que existe es un ofrecimiento a Olga Riutort, que no es del gusto de la edil capitalina.

Entre los posibles candidatos se nombra al legislador Daniel Pa-sserini, a los intendentes Osvaldo Vottero y Martín Llaryora, al ministro de Salud, Oscar González y a la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Vigo.

Comentá la nota