"Es difícil decir cómo me siento"

Después de la derrota en la final en el Masters contra Davydenko, Del Potro les agradeció a los ingleses por el apoyo, se mostró orgulloso por lo que consiguió pero a la vez muy dolido. No puso excusas por el poco descanso ("Son las reglas") y elogió a Davydenko: "Es un jugador de PlayStation".
"Felicidades para él, es un gran campeón. Y gracias, gracias por el apoyo de ayer. gracias a los jueces, muchas gracias a todos. Por mucho tiempo no me voy a olvidar de eso. No me lo olvido por mucho tiempo, lo voy a guardar por siempre".

Fueron las palabras de Del Potro en pleno court, en Londres, cuando le dieron la palabra. Fue corto su mensaje, breve, no había mucho más para decir en un momento especial más allá de la derrota. Después le tocó el turno a Davydenko y arrancó elogiando a Juan Martín: "Lo felicito porque fue una gran temporada para él, ganó el US Open. Y para mí es asombroso esto, soy el primer sorprendido".

Después, durante la entrega de premios, hubo imágenes para el recuerdo de Delpo. Poniendo sus dos manos en la cara, cara de llanto, de dolor por la derrota. Más allá de que después se dará cuenta de lo que consiguió en este año inolvidable, con sólo 21 años.

En la conferencia le preguntaron por el poco descanso que tuvo entre la victoria contra Soderling (ayer, casi en la medianoche inglesa) y la derrota en la final (tuvo 14 horas de descanso). Dijo que no se sintió físicamente a pleno, pero no chilló: "Son las reglas del juego, es así. Tuve el día libre el viernes tras ganarle a Federer, y Nikolai debió jugar viernes y

sábado".

Elogió a Davydenko: "Es muy fuerte, nunca pude vencerlo en canchas duras o bajo techo.

Es muy rápido, juega como en la playstation, ¿no?. Corre hacia todas partes. Es muy difícil hacerle tiros ganadores. Creo que es un gran campeón. Nadie sabe cómo vencerlo...". Y habló del partido: "Me encontré con un gran jugador que tuvo muy buen día. No encontré la forma de entrarle, de hacerle daño. Es un merecido campeón, pero de todas maneras, con todos los nombres que había acá, y con las expectativas que tenía para este torneo, anduve bien y terminé una temporada muy linda"

Momento de sensaciones, de preguntarle qué sentía. Y contestó que "en este momento es difícil decir cómo me siento, pero quizás cuando regrese a Argentina me sienta mejor, más relajado. Voy a tener vacaciones. La temporada fue tan dura... Necesito tiempo libre para

recuperarme. Ahora tengo que ir a Rosario a jugar y cuando termine ahí poner la raqueta bien lejos de mi vista y después disfrutar y hacer cosas que no hago durante todo el año, estar en mi casa y levantarme a la hora que sea, comer lo que quiera...". Será tiempo de disfrutar y procesar todo lo que le pasó en este año increíble, inolvidable para él y para el tenis argentino.

Comentá la nota