"Es difícil competir con Alberdi cuando nosotros tenemos una carga impositiva superior al 25% en comparación con ellos"

La fotografía formoseña de los últimos días de este mes fue ver la inmensa cola que día tras día se agrupaban en el puerto de la ciudad para cruzar a la vecina localidad paraguaya de Alberdi a realizar las compras
De esta forma, según las previsiones de los involucrados, en las jornadas de máximo "paso", cuando la cola llegó a cinco o seis cuadras para ir "al otro lado" se calculó que los formoseños de la ciudad y los llegados del interior dejaron entre $200.000 y $300.000.

Sobre esta cuestión, Paganini sostuvo en una charla con radio Uno Formosa 99.9 que "esto viene sucediendo desde que se cobraron los haberes de este mes y la gente opta por cruzar el río hacia el vecino país.

Pero esta decisión de la gente tiene que ver con la diferencia en los precios que está dada por la carga impositiva que deben afrontar los comercios locales con respecto a los de Alberdi".

Los planteos a nivel municipal y provincial

Una de las alternativas que se le plantearon a los comerciantes locales para que los sueldos de los trabajadores de la provincia queden en la ciudad fue la publicación y fomento de ofertas, a lo que Paganini afirmó que se desconozcan las ofertas, "porque hoy los diarios muestran ofertas de los comercios que pueden pagar, aunque de esto quedan excluidos los pequeños comercios.

Pero ese no es el problema del sector, sino que la cuestión es impositiva porque la diferencia con Alberdi pasa por ahí".

"Nosotros empezamos a reducir gastos de todos lados hasta que nos ahogamos a más no poder y es ahí donde tenemos que decidir entre seguir a pérdida o cerrar el comercio. La situación fue planteada a nivel municipal y provincial pero las respuestas todavía no nos llegaron", concluyó el comerciante.

La peor caída de los últimos años

Según los índices estadísticos de varias entidades, la caída del último mes fue la peor de los últimos años por lo que las distintas cámaras empresariales buscan apoyo y consenso en la consolidación de una entidad regional para discutir la cuestión.

"El jueves de la semana anterior a la que pasó estuvimos en Posadas porque queremos hacer una regionalización de todas las cámaras de la región.

La intención es tener más peso y pedir la modificación impositiva porque no queremos que un empleado gane menos en Formosa que en el resto del país, sino que lo que pedimos es que el costo laboral se reduzca, porque ahí está la dificultad más grande con la que se encuentra el comerciante local", expresó el comerciante formoseño.

El pedido fundamental se basa en la disminución de las cargas impositivas y laborales, por lo que "cuando uno hace el balance de caja se nota la diferencia al final de la jornada y en esto no tiene la culpa el empleasdo, sino que son los impuestos laborales los que ahogan al empleador".

La diferencia de precios

Consultado sobre la diferencia de precios, el vicepresidente de la Cámara de Comercio de la provincia afirmó que estamos hablando "de un 20-25% en la diferencia del precio de los productos y eso hace que la gente busque hacer rendir su sueldo.

De esta forma cada vez se hace más difícil sostener los empleos por las caídas en las ventas aunque no hay que pensar que esto es de ahora sino que arrastramos meses de caídas en las ventas, sólo que ahora se ha agravado la situación".

Una de las consecuencias directas de las caídas de las ventas es el temor por parte de los empleados a perder su empleo, situación que en el interior del país ya se convirtió en uno de los principales problemas a resolver por los gobiernos locales y nacionales.

Sobre esta cuestión, Paganini sostuvo que "para nosotros el empleo no es una variable de ajuste, pero llegamos a un momento donde se hace insostenible la situación y la consecuencia inmediata es que varios comercios locales ya cerraron sus puertas".

Comentá la nota